Un elector recoger una papeleta en una mesa electoral
Un elector recoger una papeleta en una mesa electoral - Jaime García

Las 15 claves del 28-A

El próximo 28 de abril los españoles estamos convocados a las urnas, en un cita clave para el futuro de España. A continuación analizamos las 15 claves de esta convocatoria electoral

Actualizado:

1. La fecha

Para Pedro Sánchez no es la mejor fecha, sino la menos mala. Aguantar hasta otoño sin apoyo parlamentario suponía acelerar el desgaste en su imagen. El superdomingo contaba con la oposición de los barones socialistas al meter en campaña de locales y regionales temas que les perjudican, como les pasó en Andalucía. Comenzar la campaña el Viernes de Dolores, para que coincida con Semana Santa y Pascua, podría tener como objetivo impedir que se juzgue su acción de gobierno.

2. Unidad de España

Son las primeras elecciones en una democracia occidental convocadas por quien ha llegado a la Presidencia del Gobierno gracias al apoyo de formaciones que buscan la ruptura del propio país. Sólo hay dos ejemplos similares, el intento del Partido Liberal de Canadá de gobernar con el Bloque quebequés una vez perdidas las elecciones de 2008, y el del líder laborista británico en 2015. En ambos casos no sólo no lograron gobernar con los independentistas, sino que se hundieron en las urnas. La igualdad de los españoles con independencia del lugar de nacimiento y la unidad de España, estarán muy presentes en la campaña.

3. Escaños nacionalistas

Los partidos nacionalistas de Cataluña y del País Vasco tienen garantizados 25 escaños que pueden volver a ser determinantes en la investidura. Por eso Pedro Sánchez no dirigió a ellos sus ataques pues es consciente que puede volver a necesitarles.

4. Debate territorial

El adelanto electoral permite que voten también los electores de la comunidad más beneficiada en los presupuestos del gobierno Sánchez, Cataluña. En esta comunidad el Partido Socialista pasará a ser el más votado.

5. Partido Popular

Por primera vez tiene el reto de proteger su flanco derecho sin olvidar que la mayoría social está en la moderación y que en la gran mayoría de los debates sociales huye de las visiones simplistas de los extremos. Se trata del único partido capaz de presentar batalla electoral al PSOE en todas las provincias, y por tanto también el único capaz de desalojar a Pedro Sánchez de la Moncloa.

6. Podemos

La convocatoria electoral es una «moción de censura» a Podemos al pillarle en horas bajas. El descenso de esa formación con el retorno de votantes al Partido Socialista puede convertir a Pedro Sánchez en el más votado, tras haber perdido las anteriores elecciones de 2015 y 2016. En todo caso, no hay que descartar una remontada de Podemos durante la campaña: ya lo hicieron en las últimas europeas y en las generales de 2015.

7. Ciudadanos

Aunque ha perdido fuelle desde máximos de hace un año, mejorará su representación de forma significativa respecto a 2016 por lo que puede convertirse nuevamente en la llave de gobierno. En estos momentos es más que probable una mayoría absoluta del PSOE y Ciudadanos.

8. Vox

Podría superar los dos millones de votos pero será el más castigado por el sistema electoral, como lo fue tradicionalmente Izquierda Unida. El tamaño medio de las circunscripciones en el Congreso de los Diputados es de seis, frente a los trece del Parlamento de Andalucía. Es decir, cada escaño cuesta el doble de votos, lo que penaliza a los partidos con menor apoyo. Con el resultado de diciembre, VOX se habría quedado sin representación en las 3 provincias andaluzas menos pobladas. En cualquier caso, su mera entrada en el Congreso supondrá un revulsivo, como fue la de Podemos hace cuatro años.

9. El CIS

La encuesta pública será la menos fiable mientras Tezanos siga al frente del CIS: tiene el récord de haber sido el encuestador que más se ha desviado en las últimas europeas, en las últimas municipales, en las generales de 2015 y en las últimas andaluzas; estas últimas pagadas con los impuestos de todos los españoles. Ahora bien, aunque en todos los casos el desvío haya sido entre 8 y 12 puntos, siempre a favor de su propio partido, en esta ocasión es probable que sea el PSOE el partido mejor estimado. Las estimaciones del CIS del resto de formaciones habrá que tomarlas con gran escepticismo.

10. Encuestas

La fecha electoral complica extraordinariamente el trabajo de los institutos por culpa de la prohibición de publicar encuestas en la última semana. Las entrevistas de los últimos sondeos publicados deberán hacerse en plena Semana Santa, cuando la mitad de la población está en la playa y la otra mitad de procesiones. Consejo: más prudencia que nunca con los sondeos.

11. Valle de los Caídos

No es casual que en el último consejo de ministros se haya vuelto a decidir sobre la exhumación de Franco. Sánchez está haciendo con el Valle de los Caídos lo mismo que Trump con el muro de México: alargar un debate con propósito meramente electoral. El debate sobre los restos de Franco le permite al líder socialista compensar algunos incumplimientos de compromisos de corte más social y progresista, al tiempo que contribuye a abrirle al PP una vía de agua a su derecha. Un sistema electoral que castiga extremadamente la división del voto pone el resto.

12. Senado

La división del voto de centro derecha en varias opciones puede darle al PSOE la mayoría absoluta en la Cámara Alta, pues en cada provincia salen elegidos tres senadores del partido más votado y uno del segundo más votado. El resto de formaciones se quedan sin representación en el Senado. Este patrón de comportamiento electoral se repite elección tras elección.

13. Debates

Vista la escenificación del anuncio de elecciones generales y el estilo comunicativo del gobierno cabe esperar que Pedro Sánchez huirá en lo posible de los debates electorales. Intentará hacer los mínimos, y desde luego nunca en directo a dos. Además, el horario de verano reduce mucho el seguimiento televisivo de las campañas electorales.

14. Pactos

No habrá mayorías absolutas, pero ningún partido estará dispuesto a pactar la investidura del presidente de gobierno hasta que pasen las elecciones municipales y autonómicas del 26 de mayo. El Gobierno actual seguirá en funciones hasta entonces.

15. Volatilidad

Faltan diez semanas para la cita con las urnas. Si algo nos han enseñado los procesos electorales recientes es la gran volatilidad del voto durante la campaña electoral. Uno de cada cuatro electores reconoce que es probable que cambie su opción de aquí a las elecciones. De cómo se decante ese voto indeciso dependerá el Gobierno de España.