10.000 personas se manifiestan en Pontevedra contra la prórroga de la concesión otorgada por el Gobierno a la fábrica de celulosa

Nació en la dictadura franquista con polémica porque sepultó uno de los bancos marisqueros más ricos...

Actualizado:

Nació en la dictadura franquista con polémica porque sepultó uno de los bancos marisqueros más ricos de Galicia. Hoy sigue el malestar  porque Rajoy ha prorrogado  60 años más la concesión al pie de la Ría de Pontevedra. En los 90, ENCE se hizo con la fábrica de pasta de papel  que cuenta con tres ex cargos de Medio Ambiente del PP en su consejo, entre ellos la ex Ministra Isabel Tocino. Se benefició de la Ley de Costas de  2013 y a dos años de expirar su concesión obtiene un indulto que la deja seguir disfrutando del litoral público eximida de nuevos requisitos medioambientales. Muchas voces  ponen el punto de atención sobre la salud  ambiental. Tanto es así, que PSOE y En Marea propondrán que Rajoy sea persona non grata en el próximo pleno de la ciudad. Pero también son muchos los que quieren proteger los más de 5000 empleos que genera de forma directa e indirecta. La Xunta que no tenía interés en mantener ENCE en la ría hoy también se suma al carro de los que ven en ella un motor económico. La celulosa promete eliminar olores y ahorrar agua y con ello se asegura 70 años siendo parte del paisaje de la ría. Y una nueva nueva generación de pontevedreses heredará la polémica.