Rosa Díez, en un acto en recuerdo de los crímenes de ETA
Rosa Díez, en un acto en recuerdo de los crímenes de ETA - efe

Rosa Díez ve «deplorable» que el PSOE fiche a Lozano, diputada de su partido

Pide perdón a los militantes de UPyD por incorporar en la candidatura magenta a una persona «capaz de comportarse» así

Actualizado:

La portavoz de UPyD en el Congreso, Rosa Díez, ve «deplorable» que el líder del PSOE, Pedro Sánchez, haya fichado a Irene Lozano cuando pertenecía a su formación y ha pedido perdón a sus militantes y simpatizantes por incorporar en la candidatura magenta a una persona «capaz de comportarse» así.

Rosa Díez, en declaraciones en Onda Cero, ha criticado la marcha al PSOE de Lozano, y ha señalado que si Sánchez y los socialistas creen que eso es regeneración democrática «apañados estamos».

No ha querido calificar si el movimiento de Lozano es un caso de transfuguismo pero sí ha afirmado que es «hacer ofertas a un militante y cargo público de otro partido, favoreciendo el transfuguismo».

También sobre este mismo asunto, el portavoz adjunto de UPyD, Rafael Calduch, ha emplazado a Irene Lozano a explicar por qué hace mes y medio se presentó como «adalid» de la regeneración y hoy defiende que la esencia de la democracia está con los socialistas.

Lozano, ha reprochado Calduch en declaraciones en el Congreso, «no ha sido sincera» con los que le apoyaron en el congreso extraordinario de UPyD de julio, y ahora, ha apuntado, habrá que preguntarse si lo será con los militantes y los votantes del PSOE, partido con el que ha sido muy crítica durante los cuatros años de legislatura.

«Sinceramente, la conversión de San Pablo se dio en San Pablo, pero no creo que se dé en política y que se produzca de la noche a la mañana», ha dicho el portavoz adjunto.

Calduch no ha querido entrar a calificar si se trata o no de un caso de transfuguismo, pero sí cree que además de Lozano, el líder socialista, Pedro Sánchez, debería también dar cuenta a sus bases y votantes de por qué ha tenido que ir fuera a «reclutar» a dirigentes políticos y situarles en el cuarto puesto. Porque, ha argumentado, «o bien es que le faltan dirigentes en su partido o los tiene y ha pasado olímpicamente y no cree en la democracia interna del partido».