La Guardia Civil rescata a tres inmigrantes escondidos en un vehículo en Melilla

Al ser descubierto el conductor ha emprendido la huida

efe
Actualizado:

La Guardia Civil ha rescatado a tres inmigrantes subsaharianos, uno de ellos menor de edad, que trataban de acceder a Melilla de manera clandestina escondidos en un vehículo, al que se le habían practicado dobles fondos bajo el asiento trasero y el salpicadero.

Según ha informado la Comandancia de la Guardia Civil en una nota de prensa, los hechos ocurrieron sobre las 21.30 horas del pasado 8 de septiembre cuando los agentes procedieron a la inspección de un vehículo con placas de matrícula española y conducido por una persona que accedía a la ciudad de Melilla procedente de Marruecos por el paso fronterizo de Beni-Enzar.

El vehículo, con matrícula falsa y el número de bastidor troquelado para no ser detectado, tenía manipulado el sistema de combustión, lo que levantó las sospechas de los agentes de que pudiera tratarse de un coche utilizado por las mafias que trafican con seres humanos. Al ser descubierto, el conductor del vehículo emprendió su huida, logrando llegar hasta Marruecos, por lo que no se pudo proceder a su detención.

Durante el reconocimiento en profundidad del vehículo, fue detectado un doble fondo el asiento trasero y sin ventilación, en cuyo interior había dos subsaharianos que fueron auxiliados y rescatados, y un tercero en el salpicadero.

Los tres inmigrantes, indocumentados y procedentes de Guinea Conakry y Burkina Faso, necesitaron primeros auxilios por parte de agentes porque presentaban entumecimiento en sus articulaciones, falta de movilidad y dolores generalizados, aunque fueron estabilizados. Según la Guardia Civil, las redes criminales que trafican con seres humanos por este procedimiento pueden alcanzar un beneficio de 3.000 euros por cabeza.