Laura y Marina se fotografían juntas en una Navidad - abc
Doble crimen de Cuenca

El último mensaje que le envió Marina a Laura: «Ya estoy lista. Ven a buscarme»

«Vamos a tomar algo», le contó Laura a su madre antes de acompañar a su amiga a casa de Sergio Morate para recoger sus pertenencias

Actualizado:

El último mensaje en el móvil de Laura del Hoyo resonaba ayer jueves en las dos familias hundidas, inconsolables. Era de su amiga, de su inseparable Marina Okarynska, el jueves poco antes de las cinco de la tarde en el que le decía que ya estaba lista y que podía pasar a buscarla por su casa cuando quisiera. [En imágenes el adiós sin consuelo a Laura y Marina]

«Vamos a tomar algo», contó Laura risueña a su madre. Eso sería más tarde. Primero fueron a casa de Sergio Morate, el exnovio de Marina. Nadie volvió a verlas con vida. La pista de las jóvenes, de 24 y 26 años, se perdió en la tarde del jueves de la semana pasada, cuando tenían planeado acudir a casa del joven para recoger algunos efectos personales de Marina.

Los cadáveres de las dos chicas aparecieron en la noche del miércoles, con signos de quemaduras y restos de cal viva. Las autopsias practicadas revelaron que Sergio Morate, detenido en la tarde de ayer y supuesto autor del crimen, golpeó y estranguló a las dos mujeres. A Laura la estranguló tras golpearla con brutalidad; con su exnovia empleó unas bridas.

Morate, que llevaba desaparecido desde el pasado jueves 6 de agosto, el mismo día en que fueron vistas por última vez las dos jóvenes, fue detenido en Rumanía en la tarde de ayer. Según los investigadores, el supuesto autor del crimen planificó con antelación y de forma exhaustiva el crimen, que pudo cometer el mismo día en que desaparecieron las jóvenes. Muchos indicios apuntan a eso. Uno de ellos es que tuviera cal en su casa. Todo lo tenía «bien pensado y estudiado», incluida la huida a Rumanía, a donde pudo viajar en su propio coche.

Otro detalle que demuestra que el asesinato de las chicas no fue producto de un momento de enajenación, es que Morate no ha utilizado desde la desaparición de Marina y Laura y de él mismo ningún teléfono móvil ni tarjeta alguna de crédito o débito. El principal sospechoso no quisjo pistas y rastros para dificultar el trabajo policial.

Laura y Marina Okarynska serán enterradas este viernes en sendos funerales que tendrán lugar por separado. El sepelio de Laura tendrá lugar a las 11.15 horas en la Iglesia de San Fernando y el de Marina se celebrará a las 11.30 horas en la Iglesia de San Esteban. La capilla ardiente se instalará en el tanatorio de La Alameda de la capital, donde se han practicado las autopsias.