Miguel Ángel Revilla a la salida de un curso organizado por la curso Universidad Internacional Menéndez Pelayo
Miguel Ángel Revilla a la salida de un curso organizado por la curso Universidad Internacional Menéndez Pelayo - juan manuel serrano

Revilla demanda ante el vicepresidente del Supremo una justicia despolitizada y más rápida

Para Ángel Juanes, los ciudadanos sí que están reconociendo la labor «encomiable» y la voluntad de luchar contra la corrupción por parte de los tribunales

Actualizado:

El presidente del gobierno de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, ha aprovechado este lunes que tenía delante al vicepresidente del Tribunar Supremo, Ángel Juanes, para demandar una Justicia despolitizada, más rápida y con más medios. Por su parte, Juanes ha recalcado que la justicia está haciendo una labor encomiable y que por ello los ciudadanos se lo están reconociendo.

«Tenemos una clase política en España que es la culpable de la situación por la que atraviesa la Justicia en este país, que tiene tres problemas que habrá que modificar: su politización, la lentitud y su falta absoluta de falta de medios», ha dicho Revilla durante la inauguración del curso Tribunal Constitucional: logros y dudas en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo ( UIMP). «A nadie se le escapa que el Consejo del Poder Judicial, del Tribunal Constitucional o de la Fiscalía General del Estado, son órganos politizados. Otra cosa es la impresión que tenemos los ciudadanos», ha dicho en relación a la polémica suscitada por el nombramiento de Díaz-Picazo como presidente de la Sala Tercera del Tribunal. Su antecesor en el puesto denunció las «intrigas» que rodean el órgano y la política de nombramientos, donde los dos grandes partidos aportan sus candidatos para el puesto.

«Hay muchas propuestas que se pueden hacer, pero lo último sería dejar que los partidos se repartan los órganos judiciales en una comida o una cena», ha remarcado el presidente cántabro. Durante su intervención también ha cargado contra los indultos y contra la lentitud de la Justicia, que provoca que «veamos todos los días en televisión historioas que son de hace diez años, que vuelven a salir como el Guadiana».

Por su parte, el vicepresidente del Supremo ha resaltado la labor «encomiable» que está realizando la Justicia en España y que la sociedad «sí está reconociendo». «Existen medios, tribunales especializados y los casos de corrupción están aflorando. El problema es más de racionalización de medios, que, en ocasiones, faltan». «Voluntad de acabar con la corrupción existe y se está demostrando», ha destacado Juanes, para quien es «muy meritorio» el trabajo que realizan a diario los tribunales.

Respecto a la política de nombramientos, ha destacado respecto de Díaz-Picazo que es «un jurista de talla». «Yo no sé si será más conservador o menos progresista, pero es un jurista independiente, lo sabe todo el mundo». Sin embargo, Juanes sí que ha reconocido que deberían introducirse modificaciones en el sistema de nombramientos «para evitar cualquier atisbo de que se perciba por la sociedad alguna clase de partidismo», pero se ha mostrado contrario a «simplificar el discurso».