El PSN expulsó a la actual presidenta del parlamento navarro por nacionalista

Ainhoa Aznárez, de Podemos, es habitual de los actos en favor de los presos

Actualizado:

Desde ayer el Parlamento de Navarra cuenta con una presidenta de Podemos, Ainhoa Aznárez, gracias al pacto firmado por las cuatro «fuerzas del cambio», Geroa Bai, Bildu, Podemos e Izquierda Ezkerra. Se trata del mayor cargo institucional que posee la formación de Pablo Iglesias en España. Ella mismase definió como «euskaldún, feminista y republicana».

El principal motivo que expusieron para que fuera la formación de Iglesias quien presidiera la cámara foral fue que hacía falta un partido no nacionalista dado que la presidencia del Gobierno, casi con toda seguridad, recaerá en Uxue Barkos, de Geroa Bai, y el Ayuntamiento de Pamplona ya está dirigido por Joseba Asirón, de Bildu. Pero lo cierto es que Ainhoa Aznárez se salió del Partido Socialista de Navarra (PSN) por sus posturas marcadamente proabertzales.

Siendo concejal socialista en el Ayuntamiento de Pamplona, en 2003, entró a formar parte de Ahotsak, un colectivo de mujeres con «abrumadora mayoría de representantes de partidos y sindicatos nacionalistas», según las crónicas de la época, con el objetivo de «blindar el proceso de paz» abierto por las negociaciones entre el Gobierno socialista y ETA.

Aznárez también es habitual en las manifestaciones que piden el acercamiento de presos etarras y en septiembre del año pasado fue una de las firmantes de la declaración que pedía la excarcelación de los condenados por el caso Bateragune, entre otros Arnaldo Otegi, Rafael Díez Usabiaga o Miren Zabaleta.