Joaquín Bascuñana, en una fotografía de archivo
Joaquín Bascuñana, en una fotografía de archivo - efe

Dimite el delegado del Gobierno de Murcia para facilitar la investidura popular

El cese de Joaquín Bascuñana era una exigencia de Ciudadanos para apoyar la continuidad del Partido Popular en el Gobierno regional

Actualizado:

El delegado del Gobierno en Murcia, Joaquín Bascuñana, ha presentado este martes su dimisión del cargo, que ostentaba desde diciembre de 2011. Fuentes de la Delegación del Gobierno han informado de esta renuncia, que «obedece a su deseo de facilitar la gobernabilidad en la Región de Murcia y la constitución de un gobierno estable que garantice el bienestar de los ciudadanos».

La dimisión era una exigencia reclamada por diferentes partidos de la oposición, entre ellos Ciudadanos, que había pedido su renuncia y la del resto de imputados, ya fuera en cargos públicos o de partido, como condición para negociar su apoyo a la continuidad del PP al frente de la Región de Murcia.

Bascuñana, que fue consejero de Obras Públicas del Ejecutivo autonómico, entre otros cargos de una larga trayectoria política siempre vinculada al PP, está imputado en las diligencias del llamado caso Novo Carthago por presunta corrupción en el cambio de uso de un suelo parcialmente protegido junto al Mar Menor para la construcción de una urbanización con campo de golf, hoteles y unas 10.000 viviendas.

Esta misma mañana, a su llegada al acto institucional del Día de la Región que ha tenido lugar en el Teatro de Archena, Bascuñana había eludido referirse a la petición de Ciudadanos para que dimitiera y comentaba que su decisión «no había variado», por lo que se reafirmaba en lo dicho hace unos días de que él había sido nombrado por el Consejo de Ministros y sería el Gobierno el que debía, llegado el caso, acordar su cese.

Con el paso dado por Bascuñana, estaría más cerca el acuerdo para la gobernabilidad de Murcia entre el PP y Ciudadanos, un partido que exige la dimisión, también, del alcalde en funciones de Murcia y secretario general de los populares, Miguel Ángel Cámara, y de la alcaldesa en funciones de Fuente Álamo, María Antonia Conesa.

El proyecto urbanístico en el que aparece imputado Bascuñana lo promovió la inmobiliaria Hansa Urbana, cuyo propietario también está acusado en las diligencias judiciales.

Bascuñana era consejero de Obras Públicas del Gobierno murciano durante la tramitación del expediente urbanístico y aparece en la causa junto a los también exconsejeros murcianos Antonio Cerdá y Francisco Marqués, y a la alcaldesa en funciones de Cartagena y diputada del PP en el Congreso, Pilar Barreiro, aunque el Supremo archivó hace unas semanas esa última imputación en una decisión que ya ha sido recurrida.

Hombre de larga trayectoria en el PP murciano, Joaquín Bascuñana, de 63 años, ha sido diputado autonómico, senador, portavoz en el ayuntamiento de Molina de Segura de 1983 a 1995 y consejero de Política Social (2002-2007) y de Obras Públicas (2007-2011). En la ejecutiva regional del PP, Joaquín Bascuñana es en la actualidad responsable de relaciones institucionales.