José Luis Rodríguez Zapatero, expresidente del Gobierno - Isabel Permuy

Zapatero: «Puede ir bien el diálogo entre PSOE y Podemos»

El expresidente del Gobierno apela a una nueva cultura de pactos y ve a su partido en una mejor situación que la de los populares

Actualizado:

José Luis Rodríguez Zapatero ha declarado este jueves que las negociaciones postelectorales entre el Partido Socialista y Podemos «pueden ir bien», pero no será hasta el 13 de junio -el día en que se constituyen los ayuntamientos- cuando se cierren las incógnitas de la que calificó como una «nueva cultura de pactos». El diálogo entre Pablo Iglesias y Pedro Sánchez es «necesario y lógico», ha declarado.

Para el expresidente del Gobierno, las elecciones pasadas arrojaron unos resultados que dan más poder que nunca a los partidos. En su opinión, el escenario ahora ya no está determinado por los votos «sino por la decisión y los acuerdos que tomen posteriormente» las fuerzas políticas implicadas. Este nuevo escenario supone más participación (gobiernos con más voces) pero también un reto para «la coherencia política y para la propia identidad de los partidos».

«Son muchos sitios con situaciones muy diferentes pero todo el mundo debe contribuir a que todo vaya bien», declaró en la presentación del libro «Los años felices», del periodista Gonzalo López Alba. El socialista opina que los datos del 24-M «influyen y condicionan, pero no van a determinar el resultado de las generales» porque cada elección es diferente, «tiene sus propias circunstancias». Pero de entre todos los datos del pasado domingo destaca la «preocupante» abstención, estancada aun en tiempos con un panorama político tan agitado como el actual. Un 35,07 por ciento de los llamados a las urnas no lo hicieron.

«La reacción del Partido Popular ha sido la de Esperanza Aguirre, y yo aún no la he entendido», ha dicho en relación a la situación de un partido, el popular, «que lo tiene muy complicado». El PSOE, para el expresidente, tiene por delante una situación «bastante mejor» que su competidor directo. Otros partidos podrán llegar a la misma «en función de la coherencia que puedan tener», ha dicho.

Sobre la cena que mantuvo con Pablo Iglesias a espaldas de Sánchez, intuye que «esa será la primera y última». Se muestra cauto a la hora de hablar del líder de Podemos, «por si acaso», dice en referencia al interés mediático que despertó el encuentro al hacerlo a espaldas del líder de su partido.