El ministro del Interior, durante el acto celebrado en Vitoria, presidido por la Reina
El ministro del Interior, durante el acto celebrado en Vitoria, presidido por la Reina - efe

Fernández Díaz asegura que la Guardia Civil «no se marchará jamás» del País Vasco

El ministro del Interior defiende la heroicidad de la Benemérita, que «ha costado muchas vidas y mucho sufrimiento»

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, aseguró este mediodía en Vitoria, durante el acto de entrega de la enseña nacional a la Guardia Civil en el País Vasco -donada por la Delegación del Gobierno-, presidido por la Reina, que el Instituto Armado «no se marchará jamás» de esta comunidad autónoma. Mensaje dirigido claramente al nacionalismo. No en vano Bildu reclamó recientemente la retirada de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. E incluso el PNV aboga por su «repliegue.

Fernández Díaz recordó, en el día en que se cumplían 171 años de la fundación de la Benemérita, que se celebran también «171 años de presencia en estas tres provincias, en las que a pesar de las duras circunstancias, la Guardia Civil siempre ha permanecido, manteniéndose fiel a sus principios de servicio a España.

Recordó que la Guardia Civil se convirtió en «objetivo preferente del terrorismo salvaje de ETA», lo que se tradujo en 161 miembros de la Benemérita asesinados entre 1968 y 2008. De esta forma, ser miembro del Instituto Armado «en Tolosa, Guernica o Llodio ha significado y por desgracia aún significa vivir señalado o cuando menos vivir en una clamorosa indiferencia».

«Toda una heroicidad que ha costado muchas vidas y mucho sufrimiento», subrayó el titular de la cartera de Interior, quien remachó que «su sacrificio y entrega extremos no serán en vano».

Amor a la bandera

Fernandez Díaz ensalzó, además, que para la Guardia Civil, que es, «ante todo, una gran familia», la bandera de España, que «simboliza la nación española» y «representa los valores supremos expresados en la Constitución», «no es un elemento banal u ornamental»; al contrario, es patente el «sentimiento de emoción» que produce en sus miembros.

En el acto, el primero de naturaleza castrense como Reina, Doña Letizia aseguró a los integrantes de la Guardia Civil que «la ociedad española os valora, os respeta y os quiere». Trasladó, además, su reconocimiento a la labor de quienes «prestáis servicio en esta tierra y de los guardias civiles que os precedieron, de los que ya no están. Me refiero sobre todo a los que han sido víctimas del terrorismo. A todos ellos, a sus familias, mi homenaje, todo mi respeto y cariño».