Irene Lozano, diputada de UPyD - Millán Herce

Irene Lozano, sobre su posible expulsión de UPyD: «Tengo la conciencia tranquila»

La diputada defiende que son un proyecto de «raíces muy sólidas» que serán capaz de superar el «momento difícil» que atraviesan

Actualizado:

La diputada Irene Lozano ha defendido este viernes la continuidad de UPyD, al entender que se trata de un proyecto de «raíces muy sólidas» que será capaz de superar el «momento difícil» que atraviesa, y ha dicho que no quiere «contribuir al ruido» sobre su posible expulsión del partido liderado por Rosa Díez.

Lozano, que ha ofrecido una rueda de prensa junto a la candidata a la alcaldía de Granada por su formación, Mayte Olalla, ha considerado «verdaderamente lamentable» que, en el inicio de la campaña electoral, se hable de las «discrepancias internas» del partido, para las que habrá «mucho tiempo» tras el 24 de mayo.

Preguntada sobre la posibilidad de que el Consejo de Dirección ponga sobre la mesa la apertura de un expediente disciplinario a Lozano que podría acabar con su expulsión de UPyD, ha señalado que «no le preocupa» porque tiene la conciencia «tranquila» y no tiene «nada» de lo que «avergonzarse».

«Me preocupa que la gente como Mayte (Olalla) vea emborronada su campaña con este tipo de informaciones», ha sentenciado Lozano, que ha apostillado, en cualquier caso, que la expulsión es la «sanción máxima» que se puede imponer a un militante, a los que habría que descartar «de forma democrática».

En este sentido, ha destacado que UPyD es un partido democrático «como ningún otro» y que fue el primero en promover primarias sin avales «cuando nadie las hacía».

«Estoy segura de que seguirá siendo un partido democrático por mucho tiempo», ha insistido la diputada, que no ha querido valorar la difusión de unos correos electrónicos personales, dado que se trata de cuestiones «muy graves» incluso tipificadas en el Código Penal, y ha insistido en que hoy importa el inicio de la campaña.