Ángel Carromero, en una imagen de archivo
Ángel Carromero, en una imagen de archivo - ISABEL PERMUY
secretario general de Nuevas Generaciones de Madrid

Carromero logra la libertad condicional

Agradece el apoyo a Aguirre durante la «injusticia» por el proceso en Cuba tras el accidente de tráfico que acabó con la vida del opositor Oswaldo Payá

Actualizado:

Ángel Carromero ya es libre. El secretario general de Nuevas Generaciones de Madrid, ha conseguido la libertad condicional. Un juez de la Audiencia Nacional ha dado por terminado el tercer grado penitenciario que cumplía desde febrero de 2013.

Carromero cumplía condena en España tras ser extraditado después de pasar seis meses en una cárcel cubana. Había sido condenado a cuatro años de prisión por el accidente de tráfico en Cuba en el que murieron los opositores cubanos Oswaldo Payá y Harold Cepero. Hasta ahora estaba vigilado por una pulsera telemática que ya no tiene que llevar.

Carromero ha dado este viernes las gracias especialmente a la presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, por su confianza mostrada ante la «injusticia» sufrida. «Esta tarde, por fin, y después de un calvario, un juez de la Audiencia Nacional ha decidido darle la libertad condicional», ha explicado la propia Aguirre en un acto con asociaciones de jóvenes en el centro de Madrid.

Carromero ha asegurado desde allí que no se lo esperaba y no ha dudado en agradecer el apoyo recibido. Ha nombrado específicamente a la secretaria general del partido, María Dolores de Cospedal, y al portavoz del comité de campaña del PP y expresidente de Nuevas Generaciones, Pablo Casado. «Y sobre todo a Esperanza Aguirre», ha añadido. «Ella siempre ha puesto por delante los valores del PP y ha defendido que lo que ocurrió allí fue una injusticia, por lo que no tendré tiempo para agradecerle todo lo que ha dado por mí», ha declarado.

La candidata a la Alcaldía de la capital ha criticado este viernes que el Gobierno español aceptara «indebidamente la sentencia de la dictadura cubana». Aguirre ha explicado que el secretario de Nuevas Generaciones «conducía el vehículo que circulaba por la isla de Cuba y se produjo lo que el Gobierno llamó un accidente y que en realidad fue una embestida de un coche de la seguridad cubana, con la muerte de un opositor».