Una mujer lanza por la ventana a sus hijos, de 18 meses y 10 años, y luego se tira ella

Los menores sufrieron un traumatismo en la cara y la niña además otro en la rodilla. La madre, fracturas de huesos de los pies

Actualizado:

Una mujer de 33 años lanzó en la noche del lunes a sus dos hijos por una ventana de su casa, un primer piso en la localidad toledana de Recas, y luego se tiró ella también, como consecuencia de lo cual los tres resultaron heridos y fueron trasladados al hospital.

El servicio de emergencias 112 ha informado a Efe de que el suceso ocurrió ayer, a las 20:51 horas, en una vivienda del Camino Bajo Los Nuevos. La mujer arrojó por la ventana de la casa, un primer piso, a un bebé de 18 meses, varón, y a una niña de 10 años.

Los dos sufrieron un traumatismo en la cara y la niña además otro en la rodilla, por lo que fueron llevados en una UVI al hospital Virgen de la Salud de Toledo. La madre, de 33 años, saltó a su vez por la ventana, y tras ser reducida por agentes de la Guardia Civil fue trasladada también al hospital toledano. Ella sufrió fracturas de huesos de los pies y está ingresada en planta en el Hospital Provincial de Toledo.

La mujer se encuentra detenida, según ha confirmado el Ayuntamiento de la localidad en su página web. El Consistorio informa de que la presunta autora se encuentra sometida a evaluación médica y a disposición judicial.

Según la nota, el alcalde de Recas, José López, y el secretario municipal estaban ultimando los detalles a exponer en la convocatoria del pleno ordinario que debería comenzar a las 21.00 horas, cuando una de las menores se presentó en las dependencias municipales.

Esta menor denunció los hechos, por lo que tanto el alcalde como el secretario se pusieron en contacto con el servicio de emergencias 112, para atender lo que en un principio «aparentaba ser un caso de violencia en el ámbito familiar».

Los dos menores están estables en la UVI pediátrica del hospital Virgen de la Salud de Toledo. La madre ha sido derivada al Hospital Provincial de Toledo por una fractura, donde permanece ingresada.