Un grupo de helicópteros sobrevuelan la localidad francesa de Seyne-les-Alps - efe
Avión estrellado en los alpes

El fiscal de Marsella informa a las familias de las víctimas de que el copiloto estrelló el avión

Brice Robin les propone acudir a la capilla ardiente si lo desean. Hay equipos de psicólogos y sanitarios a su disposición

Actualizado:

El fiscal que investiga la colisión de Airbus A320 en los Alpes, Brice Robin, antes de la rueda de prensa en la que informó de que el copiloto estrelló la aeronave, se reunió con familiares de las víctimas, «unas 200», para trasladarles toda la información de la que disponía. [Así estamos contando en directo la última hora sobre el accidente]

«Los parientes hicieron muchas preguntas sobre normativa internacional, si era normal que el comandante saliese...», dijo. Robin ha propuesto a las familias acudir a la capilla ardiente si lo desean, mientras que se han puesto equipos especializados a su disposición, para padres y madres, y eventualmente hermanos.

Juan Pardo Yáñez, un familiar de tres víctimas, ha dicho en la Radio Galega: «Acaban de informarnos que la causa del accidente ha sido que el copiloto se ha encerrado en la cabina no ha dejado entrar al piloto y ha activado el descenso de emergencia. No sé sabe más que eso».

Labores de rescate

Los trabajos de rescate de las víctimas mortales del A320 de Germanairwais han entrado esta mañana en una fase decisiva, gracias en buena medida a que el tiempo ha concedido este jueves una tregua. En la zona hay una visibilidad perfecta y además ha remitido el viento, uno de los mayores problemas con los que se encontraban las operaciones.

Según ha explicado uno de los responsables de la seguridad del rescate, en función de los resultados que se obtengan hoy se podrá saber qué tiempo pueden prolongarse los trabajos más urgentes, que lógicamente son el de la recuperación de los cuerpos y su posterior identificación. El ir y venir de los ocho helicópteros destacados en Seyne-les-Alpes es constante, aunque ese ritmo frenético también tiene sus complicaciones.

Los restos de los primeros cuerpos rescatados tras el accidente del Airbus A320 ya están siendo identificados por los forenses, antes de ser trasladados a la capilla ardiente. Los cadáveres fueron evacuados en helicópteros a última hora de ayer, antes de que se interrumpiesen las labores de rescate, y fueron recibidos en un puesto avanzado médico en Seyne-les-Alpes.

Según el experto, cuando los aparatos se acercan a la zona del impacto, en el macizo de Trois Escheve, levantan un fuerte aire que en cualquier momento puede provocar la caída de alguno de los restos del avión y alcanzar a los hombres que trabajan sobre el terreno. Por tanto, en cada operación que se realiza hay que asegurar la zona primero para evitar accidentes.

Buscan la segunda caja negra

Los objetivos que se han marcado para hoy son dos muy concretos: por una parte, se trata de recuperar el mayor número de cuerposposible -no se ha facilitado de momento cifra alguna- y por otra encontrar la segunda caja negra del A320para que pueda continuar una investigación que ha dado un giro radical con la noticia de que uno de los pilotos estaba fuera de la cabina en el momento del siniestro y su compañero no le abrió la puerta. Esta segunda caja negra es la que recoge los parámetros de vuelo, lo que complementado con la información que ya se tiene de las grabaciones en cabina puede dar una idea mucho más clara de lo sucedido.

En estos momentos en la montaña trabajan una veintena de militares y de especialistas en rescate en montaña, además de diez expertos de Aviación Civil que son los que buscan las cajas negras y estudian los restos del avión, que están esparcidos por una superficie de unas cuatro hectáreas con un gran desnivel.

Cada uno de los especialistas va acompañado por uno de los expertos en rescate en montaña para evitar que se produzca cualquier accidente. Esa precaución, completamente lógica, supone sin embargo una ralentización de los trabajos. Pero si algo tienen claro los responsables de esta compleja operación es que no se van a asumir riesgos.

Viajan los familiares

Los familiares de las víctimas españolas han volado Marsella desde Barcelona. También se ha fletado un vuelo desde Dusseldorf para traer a los allegados de las víctimas alemanas. El alcalde de Seyne-les-Alpes ha ofrecido esta mañana una rueda de prensa para explicar que todo el pueblo se va a volcar con estas personas. De hecho, hay muchos vecinos que han ofrecido sus casas para alojarlas.

Ya están preparados equipos de psicólogos, sanitarios e intérpretes para ayudar en los posible a los viajeros, que están pasando unas horas de enorme angustia probablemente agravada con las últimas noticias que han trascendido de la investigación. De hecho, algunos se han quejado que saben más de lo que pudo suceder por los medios de comunicación que por lo que les cuentan los responsables de la compañía aérea y las autoridades.