abc
Sondeo elecciones Andalucía

El quintupartidismo aterriza en Andalucía, según la encuesta de GAD3 para ABC

El PSOE de Susana Díaz ganaría el envite de las andaluzas, al obtener entre 39 y 44 de los escaños en liza este domingo. El PP se desploma respecto a la victoria de Arenas sobre Griñán en 2012, al bajar de 50 a 33-38 diputados. Podemos, tercera fuerza, conquista de 16 a 20 escaños

Actualizado:

La encuesta demoscópica elaborada por GAD 3 para ABC indica que el PSOE sería el ganador de las elecciones andaluzas de este 22 de marzo, adelantadas un año por la misma líder del partido, Susana Díaz, ante la incapacidad manifiesta de perpetuar el pacto de gobierno con la Izquierda Unida de Diego Valderas, hoy en retirada y sustituido por Antonio Maíllo. El PSOE rebaja los 47 diputados logrados en 2012 a una horquilla de entre 39 a 44, una caída que se traduce en seis puntos porcentuales del cómputo global de los votos. Lejos de los 55 diputados en que está fijada la mayoría absoluta en el Parlamento andaluz, las huestes socialistas estarían obligadas a pactar con Podemos o PP si quieren un pacto estable, o a hacerlo en minoría y con acuerdos puntuales para gobernar. [Sigue la noche electoral en directo]A la zaga del PSOE iría, siempre según el pulso electoral tomado por el instituto GAD 3 para este periódico, el PP, que se despeña respecto a los resultados conseguidos por Javier Arenas en los anteriores comicios de 2012. A pesar del desembarco de Génova y Moncloa en las últimas semanas para arropar a un semidesconocido Juan Manuel Moreno Bonilla, el Partido Popular obtiene un resultado muy discreto con el exsecretario de Estado de Servicios Sociales e Igualdad al frente de la candidatura regional. El PP se desploma del mejor resultado de su historia en la región en 2012 hasta los 33-38 diputados, a gran distancia de los 50 con los que Arenas batió por primera vez en toda la democracia al PSOE del entonces mandatario andaluz José Antonio Griñán. Los casi 6,5 millones de ciudadanos llamados a votar este domingo han castigado al partido del Gobierno de la nación, que cae 13,3 puntos respecto a los últimos comicios.

Podemos, tercera fuerza, desbanca a IU

La irrupción de Podemos como tercer partido de la tarta consolida el «cambio irreversible» que pregonaba en el cierre de campaña y en el feudo socialista por excelencia, la localidad sevillana de Dos Hermanas, la candidata del partido violeta en la Comunidad, Teresa Rodríguez, el marchamo con que impregna cada discurso Pablo Iglesias desde las últimas elecciones europeas. Con un 15,9% de los sufragios obtenidos, Podemos adelanta por la izquierda a IU, se aúpa como la tercera formación con más fuerza en Andalucía y se convierte en el partido cuya alianza estará ahora en disputa.

Ciudadanos, que apenas contaba con estructura nacional hasta las europeas del 25 de mayo pasado y que se ha ido construyendo desde entonces con más o menos fortuna, se convierte en la cuarta formación más votada en Andalucía y sentará a entre 7 y 10 diputados fuera del Parlamento catalán. La formación de Albert Rivera, que tiene en Juan Marín su cabeza de cartel en esta región, ha negado en más de una ocasión que vaya a ceder a sus postulados y a la confianza demostrada por los votantes a cambio de parcelas de poder como el ofrecimiento de algunas consejerías. Sus resultados se antojan todo un objeto de deseo para el PSOE de la líder de Triana, aunque insuficientes para superar el listón de la mayoría absoluta, como también sucedería en un hipotético consenso de PP y Ciudadanos (en el mejor de los escenarios, de acuerdo con esta encuesta, la alianza más conservadora alcanza 48 diputados, a distancia de los 55). Está por verse qué ofrecerían los socialistas a los cuadros, apenas sin experiencia, de Ciudadanos, de confirmarse los datos de esta encuesta.

Andalucía deja paso a los emergentes, y de 2 pasa a 5 formaciones en el Parlamento

El quinto partido en que se atomiza la Cámara Baja autonómica y en claro declive es Izquierda Unida. La formación, cuyo coordinador federal es el malagueño Alberto Garzón, sufre un varapalo sin precedentes en esta Comunidad, al pasar de ser la bisagra de un gobierno bipartito a dejarse por el camino la mitad de los diputados. En este sondeo obtiene un pírrico 7,5% de los sufragios. Los datos de la formación caen en este escrutinio hasta la mitad, de acuerdo con este sondeo para ABC, de modo que IU solo sentaría a 5-6 parlamentarios la próxima legislatura (frente a los 12 de la ya pasada).

En la primera contienda de un largo año de guerra electoral, el sondeo demoscópico del Instituto que preside Narciso Michavila dibuja, en resumen, un escenario más fragmentado y de pactos de gobierno puntuales, esporádicos o estables que hace más interesante lo que ocurra a partir de este lunes 23 de marzo que la noche electoral de este domingo en sí. Solo la unión de PSOE más Podemos, o PP y Podemos, o PP más PSOE lograría, de acuerdo con esta encuesta, un gobierno bicolor para la región sureña. También podría darse el caso, dentro del campo de la especulación política, de una reedición del tripartito catalán que comandaba José Montilla, si Susana Díaz se plegase a un acuerdo de gobernabilidad con los ansiados votos de Ciudadanos e IU.

La lectura, a la espera de que se conozcan los resultados oficiales, es que del bipartidismo se pasa al quintupartidismo en Andalucía.