Imagen de la marcha recorriendo el Paseo del Prado - isabel permuy

Las Marchas de la Dignidad concluyen con disturbios y 17 detenidos

Alrededor de 200 radicales destrozan mobiliario urbano en los alrededores de la calle Montera al terminar la manifestación

Actualizado:

Decenas de miles de personas han participado en la manifestación convocada por la plataforma 'Marchas de la Dignidad' este sábado en la céntrica plaza madrileña de Colón bajo el lema «pan, techo, trabajo y dignidad», que había concluido sin incidentes.

Pero al término de la manifestación, un grupo de agentes de las Unidades de Intervención Policial (UIP) ha cargado contra un grupo de encapuchados y radicales. Las cargas policiales se han producido en la céntrica calle de Montera, después de que una decena de furgones policiales persiguieran a un grupo de encapuchados en dirección a la Plaza de Sol. Durante el trayecto, los radicales han atacado una sucursal bancaria, han destrozado papeleras de la vía pública y han arrojado mesas y sillas de las terrazas de algunos restaurantes ubicados en la calle Montera.

Una persona ha sido detenida por el lanzamiento de cohetes contra agentes de la Policía Nacional desde unas barricadas montadas en la calle Desengaño, en el centro de Madrid, según han confirmado fuentes policiales, que han agregado que el detenido, del que no hay más información disponible en estos momentos, ha sido trasladado a la comisaría de Moratalaz. La policía ha detenido a otros 16 individuos, de los que todavía no han trascendido datos personales, por disturbios que incluyen la quema de contenedores en la calle de la Paz, en los alrededores de la Puerta del Sol, donde han identificado a medio centenar de personas.

Momentos después de la finalización de la concentración en la plaza de Colón y mientras varios de los participantes comenzaban a marcharse, un grupo de radicales se ha desplazado a la plaza. Las mismas fuentes han precisado que los radicales, que están rompiendo mesas y lanzando sillas de los restaurantes de la zona, no son manifestantes. Además, un grupo de alrededor de 200 personas han acudido a la calle Génova, donde está la sede del Partido Popular, y han creado «cierta tensión», según han señalado fuentes de la organización de las Marchas por la Dignidad.

Contra los recortes

Muchos de los asistentes, que han salido a la calle para alzar su voz pese a la lluvia, portaban carteles en los que se podían leer 'No al pago de la deuda ilegal, ilegítima y odiosa' y 'No más recortes, entre otros, para pedir el fin de los recortes y para denunciar la situación social en la que se encuentran muchas familias.

Asimismo, se han podido escuchar cánticos y consignas coreadas entre los que han secundado la movilización convocada para defender los servicios públicos, reclamar trabajo y salario «suficientes» e impulsar la futura convocatoria de huelga general que la plataforma 'Marchas de la Dignidad' ha convocado para el 22 de octubre.

Un total de nueve 'columnas' que han caminado a pie hacia Madrid procedentes de diferentes puntos geográficos de España. Según los organizadores, las distintas rutas han entrado en la Plaza de Colón «acompañadas de cientos de miles de personas» y la cifra de asistentes estaría cerca del medio millón de personas.

La calle de Génova, que confluye en la plaza de Colón y donde se ubica la sede nacional del Partido Popular, ha estado totalmente blindada por un fuerte despliegue policial y, además, cortada al tráfico y a peatones.

A la manifestación ha acudido el coordinador federal de Izquierda Unida, Cayo Lara, quien ha instado el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, a resolver los «problemas» que tiene «cada vez más» la clase trabajadora en España. Lara ha defendido esta movilización social porque, a su juicio, existen causas para su convocatoria. «La gente no salimos a la calle porque nos apetece salir a la calle a manifestarnos, nos apetece salir a pasear», ha ironizado Lara, insistiendo en que los ciudadanos tienen motivos para salir a la calle a manifestarse.

Por su parte, el candidato de Izquierda Unida a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Luis García Montero, ha defendido «la movilización de la gente» en las calles, asegurando que los partidos políticos no pueden «solucionarlo todo». «Los partidos políticos caemos en la tentación de decirle a la gente: 'Votadnos, que lo vamos a solucionar todo', y los partidos no podemos solucionarlo todo, es imprescindible la movilización de la gente», ha señalado Montero durante su asistencia a las 'Marchas de la Dignidad'.