El juez Ruz saliendo del edificio de la Audiencia Nacional
El juez Ruz saliendo del edificio de la Audiencia Nacional - efe

El PSOE presenta la reprobación de Sáenz de Santamaría por el «caso Gürtel»

Los socialistas elevan el tiro de Montoro hacia la vicepresidenta por la negativa de Hacienda a colaborar con el juez Ruz

Actualizado:

El Grupo Socialista registrará este martes en el Congreso una petición de reprobación de la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, por obstaculizar la acción de la Justicia en el caso Gürtel.

Considera el PSOE que Sáenz de Santamaría, responsable superior del ministro Cristóbal Montoro, tiene la obligación de ordenar a Hacienda la entrega al juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz del peritaje sobre el daño fiscal causado por las supuestas irregularidades contables del PP. Hoy acaba el plazo de cinco días hábiles que Ruz dio a Hacienda.

El anuncio lo hizo Pedro Sánchez, ayer por la mañana, en un desayuno informativo, en el transcurso del cual denunció un «uso partidista» de la Agencia Tributaria por parte del PP,que está poniendo «a su servicio» las instituciones del Estado.

Por ello, junto a la reprobación que el Grupo Socialista presentó la semana pasada contra Montoro, los socialistas amenazan con registrar también la de Sáenz de Santamaría, «máxima responsable de la coordinación del Ejecutivo», según justificó Sánchez.

El líder del PSOE aprovechó para reclamar, una vez más, a Mariano Rajoy que aclare si ha pagado la fianza impuesta al PP como beneficiario a título lucrativo de las actividades de la trama Gürtel y se preguntó por qué ha vuelto a negarse a comparecer ante el Parlamento para dar explicaciones sobre esta cuestión.

«Quien nada tiene que ocultar nada tiene que temer», dijo Pedro Sánchez, para agregar que «Rajoy tiene el temor a decir la verdad», porque «el PP se ha enriquecido ilegalmente» en estos últimos 20 años.

Floriano: «No presionen»

Por su parte, el vicesecretario general del PP, Carlos Floriano, pidió a los socialistas que «no presionen a los jueces» porque «ese no es el camino más democrático».

En el auto que dictó el pasado 10 de marzo, el juez Pablo Ruz indicaba que los motivos esgrimidos por Hacienda para negarse a elaborar el informe son «infundados y contradictorios con lo resuelto por la misma Agencia en supuestos similares obrantes en la causa».

Ruz pedía, en concreto, que se calcule si los donativos de empresarios que figuran en los «papeles de Bárcenas» de 2008 (los de años anteriores estarían prescritos) pudieron llegar al mínimo para constituir un delito fiscal en el impuesto de sociedades.