Marcos Martínez -con barba- junto al número dos de Podemos, Íñigo Errejón
Marcos Martínez -con barba- junto al número dos de Podemos, Íñigo Errejón - TWITTER

El imputado de Podemos no deja el cargo: «No hice nada negativo»

Marcos Martínez, del Consejo Estatal de Podemos, está acusado de coacciones, atentado y desórdenes por el «escrache» al presidente de Cantabria

Actualizado:

Marcos Martínez, miembro del Consejo Ciudadano Estatal de Podemos, cree que su imputación por el «escrache» de hace un año al presidente del PP y del Gobierno regional, Ignacio Diego, no incumple el código ético del partido de Pablo Iglesias.

En declaraciones a Europa Press, el propio Martínez, -al que se le atribuyen posibles delitos de desorden público o, alternativamente, coacciones, atentado agravado y falta continuada contra el orden público-, ha señalado que no prevé adoptar ninguna medida relacionada con su pertenencia al órgano de dirección nacional de la formación.

En este sentido, el código ético de Podemos contempla la renuncia a cargo público -interno del partido o a cualquier candidatura a los mismos- en caso de ser imputado, procesado o condenado por las faltas y delitos que se determinarán en el Reglamento que habrá de publicar la Comisión de Derechos y Garantías, y que incluirán siempre los delitos de corrupción, económicos, acoso sexual, violencia de género, pederastia y maltrato infantil, contra los derechos de los trabajadores, ecológicos y urbanísticos.

Tras asegurar que ha recibido «apoyos de todo el mundo» y «en general», aunque no ha especificado órganos o nombres concretos, Martínez ha avanzado que el próximo martes informará, junto a los otros ocho imputados por el «escrache» a Diego, de medidas a adoptar ante esta imputación, en el marco de una campaña que emprenderán porque «aquel día no hicimos nada que consideremos negativo». «Se está intentando dar la vuelta a esta historia», ha apostillado.