Juan Carlos Monedero, dirigente de Podemos - Ignacio Pérez

Hacienda investiga los ingresos de la empresa de Monedero

El dirigente de Podemos habría pagado alrededor de quince puntos más si hubiera declarado sus ingresos como personales, vía IRPF, en lugar de a través de una sociedad

Actualizado:

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, anunció ayer martes que la Agencia Tributaria está investigando los cobros del dirigente de PodemosJuan Carlos Monedero por asesorar a gobiernos hispanoamericanos y pidió esperar al resultado de dicha investigación. No obstante, el ministro fue un paso más allá y afirmó: «Deploro el uso de sociedades profesionales para encubrir gastos que no son reales».

Además, añadió que «falsear la posición del sujeto pasivo» siempre ha estado prohibido legalmente. Monedero habría pagado alrededor de quince puntos más si hubiera declarado sus ingresos como personales, vía IRPF, en lugar de a través de una sociedad.

Monedero ingresó a finales de 2013 un total de 425.1500 euros por trabajos de asesoría a gobiernos como los de Venezuela y Bolivia, a través de la empresa Caja de Resistencia Motiva 2. «La Agencia Tributaria actúa de oficio y, por tanto, vamos a esperar», agregó Montoro en la conferencia de prensa posterior a la constitución del Consejo de Unidad de Mercado.

Por otro lado, el rector de la Universidad Complutense de Madrid (UCM), José Carrillo, manifestó ayer a ABC que «si el profesor Juan Carlos Monedero empieza a ejercer a partir de ahora una actividad que supone un retorno económico, claro que la universidad le va a pedir la compensación que marca la ley. Del pasado no puedo decir nada porque se está investigando. Y ahí si que no voy a especular. No lo he hecho con ninguna investigación para que nadie se sienta presionado».

Comunicado oficial

Estas declaraciones se producían justo en el momento en el que la universidad madrileña emitía un comunicado para anunciar que «ante las noticias publicadas en los últimos días respecto al profesor Juan Carlos Monedero», se procedía a la apertura de una información reservada «para el esclarecimiento de los hechos».

Las informaciones a que se refiere la UCM son, ni más ni menos, que Monedero, número dos de Podemos y profesor con dedicación exclusiva en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociología de la Complutense, se ha saltado ese régimen de dedicación docente para realizar unos trabajos muy bien remunerados sobre la creación de una moneda única bolivariana. Lo que se callaba Monedero y, al parecer, desconocía la UCM es que con una dedicación exclusiva no se pueden realizar cierto tipo de actividades remuneradas y, mucho menos, hacerlas sin tener luz verde de su pagador.

Es decir, el dirigente de Podemos se ha saltado tres reglas de oro para el ámbito docente y universitario. Primera, trabajar en otra cosa sin tener compatibilidad (o, al menos, haberla pedido en su día). Segunda, dedicarse fuera de la UCM a actividades no relacionadas con la investigación que son las que, si se piden en tiempo y forma, sí obtiene permiso para llevarlas a cabo. Tercera, obtener pingües beneficios sin pasar el porcentaje que marca la ley a su verdadero patrono, la Complutense.

El rector Carrillo asegura que lo que ha cobrado Monedero y el hecho de que la Complutense no se haya beneficiado «es pasado y se está investigando». Por eso, ahora, no se pronuncia. Lo que ha de recordar el rector es que si la legislación universitaria y de la función pública marcan un 10 por ciento de beneficio para la universidad cuando alguno de sus profesores compatibiliza alguna actividad, Monedero les estaría debiendo más de 42.000 euros.

José Carrillo insistió en que se ha abierto una «información reservada». ¿Y qué es eso, exactamente? ¿Un expediente disciplinario? «Es, simplemente, el primer paso de un procedimiento normal -aseguró el rector-, para saber de qué estamos hablando. Después, cuando tengamos la información, pueden pasar dos cosas: o se archiva o se abren las diligencias correspondientes».

El pasado 18 de diciembre, como informó este periódico, Juan Carlos Monedero solicitó su compatibilidad a la Complutense para poder realizar otras actividades remuneradas. La pidió sin renunciar a su dedicación exclusiva, según han confirmado fuentes del Rectorado.