Don Felipe, durante la clausura del X Encuentro Empresarial Iberoamericano en Veracruz - EFE

El Rey pide traducir el crecimiento en bienestar real

Don Felipe destaca que hay un «claro signo de mejora de nuestra economía»

Actualizado:

El Rey ha recordado este domingo en Veracruz, durante la clausura del Foro Empresarial Iberoamericano, que aún queda mucho por hacer porque «además de lograr el crecimiento sostenido de nuestras economías, debemos saber traducir ese crecimiento en un bienestar real para todos los ciudadanos, en una distribución justa y equitativa de la riqueza». Don Felipe ha defendido un «espacio de oportunidades para todos, en el cual sea posible desterrar o reducir a la pura anécdota la pobreza y el desempleo».

Don Felipe, que llegó el sábado a Veracruz para participar por primera vez en una Cumbre Iberoamericana como jefe de Estado, ha explicado ante los empresarios que en los últimos años hemos vivido en Europa un ciclo recesivo de gran magnitud «acompañado de pérdidas muy graves de puestos de trabajo». Si bien ha destacado que en el caso de España «estamos recuperando nuestro crecimiento económico, lo que es un claro signo de mejora de nuestra economía».

Además ha señalado que durante estos tiempos de crisis en Europa, Latinoamérica ha experimentado unas tasas de crecimiento muy notables que han favorecido su progreso económico y social. «Es cierto que hoy vemos incertidumbres, pero si se sortean y superan con coraje y con decisiones acertadas, esta región será claramente un motor de la recuperación económica global».

El Rey, vestido con guayabera, ha sostenido que debemos estrechar aún más nuestros lazos en Iberoamérica. «América Latina dispone de buenas condiciones de partida para asumir un papel destacado en el crecimiento mundial».

La agenda del Rey este domingo en Veracruz previo a la Cumbre Iberoamericana, que se abre este lunes, se ha completado con su intervención en el III Foro de la Comunicación. Don Felipe ha destacado que la tecnología ha transformado rápidamente el mundo que conocemos, tanto que a veces nos preocupa nuestra capacidad de adaptación como sociedades y como individuos a esta aceleración continúa en la generación, transmisión y almacenamiento de información de todo orden, nuestra capacidad para comprender e influir en cómo se controla y gestiona, y las implicaciones para la gobernanza democrática y los derechos fundamentales.

Don Felipe ha explicado que «el debate social nace y se produce con mucha frecuencia en las redes sociales, mientras que se comunica y socializa en los medios de comunicación, ya que estos siguen siendo la columna vertebral de ese diálogo del que se nutren las sociedades iberoamericanas a las que debemos dar soluciones».