Tania Sánchez, en la Asamblea de Madrid - De San Bernardo
nepotismo

Tania Sánchez votó a favor de contratar a su hermano pese a que debía abstenerse

Le legislación obligaba a la pareja de Pablo Iglesias a no participar en la adjudicación

Actualizado:

Tania Sánchez, diputada de Izquierda Unida en la Asamblea de Madrid, votó a favor de adjudicar un contrato de 137.000 euros a una sociedad cooperativa participada por su hermano, cuando era concejal de Cultura del Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid.

La adjudicación, tal y como reveló ayer ABC, se produjo en la Junta de Gobierno Local del 21 de octubre de 2008, presidida por el entonces alcalde de Rivas Vaciamadrid, José Masa. A la misma acudieron siete concejales, entre ellos Tania Sánchez, tal y como acredita el acta oficial de la citada Junta de Gobierno. En el orden del día estaba «la adjudicación del expediente Nº 123/09 de servicio para la realización del programa de talleres educativos de formación, dinamización musical y cultural de la Escuela Municipal de Animación». [ Consulte el acta en PDF]

El documento es tajante: «La Junta de Gobierno Local, previa deliberación y debate y por unanimidad, acuerda adjudicar (...) el servicio a Aúpa Sociedad Cooperativa». Es decir, Tania Sánchez, candidata en las primarias para liderar Izquierda Unida en la Comunidad de Madrid, votó a favor de contratar a la sociedad en la que participaba su propio hermano. Aúpa fue adjudicataria de un servicio de 136.851,42 euros, incluido el siete por ciento de IVA.

En este sentido las leyes son claras: Tania Sánchez debió abstenerse. Así lo dictamina la Ley 30/1992, de 26 de noviembre, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común. El artículo 28 recoge que «las autoridades y el personal al servicio de las Administraciones en quienes se den algunas de las circunstancias señaladas en el número siguiente de este artículo se abstendrán de intervenir en el procedimiento y lo comunicarán a su superior inmediato, quien resolverá lo procedente». A continuación enumera los motivos de abstención. El punto 2b dice lo siguiente: « Tener parentesco de consanguinidad dentro del cuarto grado o de afinidad dentro del segundo, con cualquiera de los interesados, con los administradores de entidades o sociedades interesadas y también con los asesores, representantes legales o mandatarios».

Por otro lado, la Ley 7/1985, de 2 de abril, Reguladora de las Bases del Régimen Local, estipula en el artículo 76 que «los miembros de las Corporaciones locales deberán abstenerse de participar en la deliberación, votación, decisión y ejecución de todo asunto cuando concurra alguna de las causas a que se refiere la legislación de procedimiento administrativo y contratos de las Administraciones Públicas».

Según fuentes jurídicas consultadas, la novia de Pablo Iglesias «incumplió un mandato legal que puede provocar la impugnación del procedimiento». Por otro lado, si se demostrara que su intervención fue fundamental o que hubo consenso con el resto de concejales, «podríamos estar ante delitos de tráfico de influencias y prevaricación».

Raúl Sánchez, padre de Tania y de Héctor Sánchez Melero, también era concejal -de Deportes, cargo que sigue ocupando- en el momento de la adjudciación del servicio, pero el día de la Junta de Gobierno que contrató a la cooperativa de su hijo, no acudió. Este hecho lo protege de eventuales responsabilidades.

Las fechas no cuadran

Ayer, Tania Sánchez se desvinculó de la adjudicación de los talleres musicales a su hermano. En declaraciones a Europa Press, la aspirante a luchar por la presidencia de la Comunidad de Madrid sostuvo que la adjudicación fue «de manera previa» a su entrada en el Ayuntamiento. «Yo no participo de ese contrato», aseguró.

Sánchez fue concejal de Cultura entre 2007 y 2011. El contrato se adjudicó el 21 de octubre de 2008 y, como demuestran los documentos que hoy reproduce ABC, con la participación directa y el apoyo de Tania Sánchez.