Fotografía de Gloria Álvarez publicada en su perfil de la red social
Fotografía de Gloria Álvarez publicada en su perfil de la red social - facebook

Así es la politóloga que desmontó a Podemos

Gloria Álvarez es licenciada en Ciencias Políticas y Relaciones Internacionales y se define a sí misma como «amante de la diversidad humana»

Actualizado:

Tiene 29 años y es guatemalteca, pero desde hace unos días está ha revolucionando las redes sociales «al otro lado del charco». Esta politóloga rubia de ojos azules ha emprendido una guerra contra el populismo, y una de sus alocuciones —pronunciada en el primer Parlamento Iberoamericano de la Juventud celebrado en Zaragoza— ha sido compartida más de 121.000 veces en Youtube.

La prensa española ha puesto el foco en Gloria Álvarez, licenciada en Ciencias Políticas y Relaciones Internacionales, por desmontar el populismo latinoamericano con un discurso de apenas 15 minutos, quizás porque ese mismo populismo acecha ahora en España.

Gloria Álvarez tiene un programa de radio en Guatemala, «Viernes de Gloria», en la emisora Libertópolis. En la biografía que la cadena tiene publicada de ella se asegura que Gloria «descubrió hace mucho tiempo que lo que más ama en el mundo es la diversidad humana que hace a cada uno un ser auténtico, capaz de transformarse y escoger de forma libre la forma en que quiere desarrollarse». Esta politóloga «tiene raíces guatemaltecas, húngaras y cubanas y ha vivido como una auténtica nómada, en seis países distintos».

«Sus posesiones más apreciadas son sus esfuerzos académicos, profesionales, sus recuerdos y la libertad». Estos «esfuerzos académicos» son dos licenciaturas —Relaciones Internacionales y Ciencia Política en la Universidad Francisco Marroquín de Guatemala— y una maestría en Desarrollo Internacional en la Universidad Sapienza de Roma.

Tiene además un programa en Youtube, «Ciudad de los libros», en el que defiende la promoción de la lectura en su país. Su imagen le ha valido para lanzar campañas como «leer es sexy», que revistas guatemaltecas promocionaron acompañándolas de fotografías sugerentes de la politóloga.

Entre sus intereses personales se encuentra la lectura, el cine, viajar y planear nuevos viajes, debatir, la política, la economía y el «networking», como ella misma declara en su página de Facebook.

En este misma red social, Álvarez explicaba sus inicios: «Nunca tuve el caite (zapato) del año y a todo el mundo le consta que manejo una carcacha (un vehículo desvencijado). Pero si algo nunca faltó en mi casa fue el dinero para mi educación y la de mi hermano. Quizá por el precedente que dejó la revolución cubana en mi padre y abuelos, que se dieron cuenta que lo único que nadie te puede quitar es lo que tengas en tu cabeza. Saliendo del Colegio entré a la Universidad a estudiar Ciencias Políticas y Relaciones Internacionales. Mi primer trabajo fue como dependienta de Video Shop, donde ganaba 600 quetzales (poco menos de 64 euros) al mes».