Un catalán denuncia haber votado hasta tres veces en la consulta del 9-N

Después de acudir al centro que le correspondía, pudo votar en otros dos gracias a que los voluntarios no se percataron de que la dirección de su DNI correspondía a otro municipio

Actualizado:

El empeño de la Generalitat en llevar a cabo el simulacro de consulta del 9-N ha convertido este proceso en una farsa sin validez legal, sin garantías democráticas y sin el rigor que se le presupone a una votación que el mundo soberanista ha insistido en tildar de «histórica» y que ha celebrado como un auténtico éxito. Las continuas improvisaciones de Artur Mas y sus socios de la ANC para poder sacar las urnas a la calle tras los distintos varapalos del Tribunal Constitucional han derivado en una total ausencia de control, sin censo electoral y con voluntarios «de parte» vigilando por la limpieza de ese proceso. En mitad de ese caos, las voces más críticas alertaban de que sería imposible cumplir con los mínimos requisitos legales para tomar en serio la consulta. Y así ha ocurrido.

La falta de un listado oficial de electores abrió la posibilidad de que un mismo ciudadano pudiera votar más de una vez en distintos centros de votación. La Generalitat admitió que no tenía ningún sistema informático capaz de cruzar los datos de las distintas mesas de votación de forma inmediata, pero aseguraba que el fraude no se podría producir en ningún caso porque a cada persona le correspondía solo una mesa de votación concreta, en función del domicilio que figure en su DNI. Sin embargo, varios electores han denunciado que durante la jornada del 9-N pudieron votar en dos o más ocasiones.

Es el caso de un barcelonés que ha cedido imágenes suyas votando en la consulta hasta tres veces en otros tantos centros. Según explica, en primer lugar acudió a votar al lugar que se le había asignado y que conocía tras haber entrado en la página web de la Generalitat participa2014.cat. En ese portal, bastaba introducir el primer apellido y el domicilio que aparece en el DNI para saber a qué centro uno debía acudir para emitir su voto. Sin embargo, después se dirigió a otros dos municipios de la zona para repetir la misma operación. «Estuve buscando localidades cercanas donde existiese una calle homónima a la que vivo. Cuando obtuve la información, consulté en la página oficial el colegio al que los residentes en dichas calles debían dirigirse». Los ciudadanos que no se habían registrado en la página previamente podían ejercer su derecho a voto facilitando a los voluntarios de las sedes los mismos datos y hacerlo en el momento. Es lo que hizo este joven. «Allí miraron mi DNI y me dejaron votar sin problemas porque en ninguno de los dos casos se percataron de que la dirección correspondía a otro municipio».

En las fotografías que facilita, se ve al joven votando a las 16.24h., a las 18.08h. y a las 18.36h. ABC ha podido acceder a las imágenes originales donde se comprueba que se trata de la misma persona emitiendo su voto en tres recintos distintos. Además, explica que en la primera ocasión sí se decantó por una de las tres opciones propuestas y en las otros dos se limitó a hacerlo en blanco.