El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, durante el encuentro que tuvo con las Damas de Blanco en 2013
El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, durante el encuentro que tuvo con las Damas de Blanco en 2013 - EFE

Margallo irá a Cuba el 24 de noviembre y se verá con Raúl Castro

Exteriores no aclara si el ministro se citará con los disidentes durante su estancia

Actualizado:

La visita del ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, a Cuba, ha sido programada para el día 24 de noviembre, según ha sabido ABC de fuentes solventes.

La estancia del ministro en la isla no será muy larga, pero se prevé que en el curso de la misma sea recibido por el presidente cubano, Raúl Castro. García-Margallo responde así a la invitación de su colega cubano, Bruno Rodríguez, quien se la transmitió de manera formal el pasado mes de junio durante la visita que hizo a España el viceministro de Relaciones Exteriores, Marcelino Medina.

En los últimos años, las relaciones entre los dos países han transcurrido sin grandes sobresaltos, algo que se vio favorecido por la decisión del Ejecutivo español de no poner impedimentos al comienzo de las negociaciones entre la UE y Cuba para tratar de alcanzar un acuerdo político y de cooperación.

García-Margallo confirmó el pasado jueves, en unas declaraciones a los periodistas en el Senado, que esperaba viajar a Cuba antes de fin de año, pero que había que espaciar un poco las visitas, ya que el próximo día 2 de noviembre está previsto que el secretario de Estado de Comercio, Jaime García-Legaz, participe en la inauguración de la Feria Internacional de La Habana.

Las fuentes consultadas no precisaron si el ministro mantendrá algún contacto con disidentes anticastristas, y el propio García-Margallo en las mencionadas declaraciones dijo también sobre este asunto que había que esperar «a ver cómo se desarrolla» el formato de la visita, que estaba en una fase muy embrionaria. El jefe de la diplomacia española declaró poco después de su llegada al cargo que no viajaría a Cuba si no podía reunirse con los disidentes. Posteriormente, García-Margallo ha recibido a varios de ellos en España, una vez que las autoridades cubanas levantaron muchas de las trabas que impedían a los opositores salir del país y viajar al extranjero.