Artur Mas, presidente de la Generalitat de Cataluña
Artur Mas, presidente de la Generalitat de Cataluña - Inés Baucells

Las elecciones plebiscitarias no existen

Mas quiere reunir a los partidos proconsulta para una candidatura independentista única: «Si sacamos mayoría, se habrá ganado el referéndum»

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Las elecciones plebiscitarias no existen. Un dirigente político, si acaso, puede leer unos comicios en clave plebiscitaria, hacer política. Pero cuando un presidente autonómico convoca elecciones no tiene potestad para convertirlas en un referéndum. O hay elecciones o hay referéndum.

«Elecciones plebiscitarias como tal figura no existe, lo que se puede es pretender darle un carácter plebiscitario a las elecciones autonómicas», explica Emilio Pajares, profesor de Derecho Constitucional de la Universidad Carlos III de Madrid, consultado por Ep.

Un plebiscito es una decisión política que busca legitimar al gobernante al someter a votación una cuestión determinada, en lugar de un texto legal. Felipe González lo hizo en el año 1982 para refrendar la entrada de España en la OTAN. Las elecciones plebiscitarias suponen acudir a las urnas con un tema exclusivo, ante la imposibilidad de someterlo a referéndum.

Pero en la ley electoral esta figura no viene recogida. De modo que en unos hipotéticos comicios con una lista independentista única, como plantea el presidente de la Generalitat, no tendría ninguna repercusión jurídica más allá de la formación de un nuevo Gobierno y Parlamento.

Rafael Murillo, profesor de Derecho Constitucional de la Universidad San Pablo CEU, recuerda a Ep que un proceso electoral tiene el fin de elegir representantes y no tomar una decisión vinculante de carácter político. De nada serviría el intento de Artur Mas de forzar a los partidos proconsulta a unirse en una lista única con un programa que apoye la independencia. «Si ese partido y ese programa sacan mayoría, se habrá ganado el referéndum», defiende, pese a todo.

En el hipotético caso de que los partidos soberanistas se avengan a los deseos de Mas y obtengan una mayoría parlamentaria, de ninguna manera podrían declarar la independencia. Eso iría contra la Constitución, que garantiza la unidad del Estado y deja en manos de todo el pueblo español cualquier decisión que afecta a la organización territorial. La soberanía nacional es del pueblo español, explica a Ep el catedrático Roberto Blanco. «Esa decisión tendría que ser tomada por el conjunto del pueblo español».