Catalá y Ruiz-Gallardón, en el traspaso de la cartera - efe
desafío independentista de mas

Catalá promete mejorar las tasas judiciales y ofrece acuerdo para completar las reformas

Ante el primer reto de su cartera, el 9N, defiende la «obligada» igualdad de los españoles. No ha esquivado los elogios a su antecesor en el cargo, si bien ha abundado en la necesidad de retomar el diálogo con sectores con los que se había roto.

Actualizado:

El nuevo ministro Rafael Cataláha recibido este lunes la cartera de Justicia de manos de su antecesor en el cargo Alberto Ruiz-Gallardón. En este acto, el nuevo titular tenía un reto añadido, después del decreto de la consulta del 9N firmado el sábado por el presidente de la Generalitat Artur Mas. Catalá ha aprovechado por este motivo para destacar que el imperio de la Ley queda garantizado con la "obligada igualdad" de todos los ciudadanos y en el que ha ofrecido a todos los sectores jurídicos "diálogo, búsqueda de consenso y esfuerzo" para alcanzar un "gran acuerdo" que permita el "desarrollo equilibrado" de las reformas pendientes en su nuevo destino. "Defenderé el imperio de la ley", ha garantizado.

El traspaso de cartera ha tenido lugar en las salas nobles del Palacio de Parcent, que han estado absolutamente abarrotadas de autoridades. Entre ellas, la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, el presidente del Tribunal Supremo, Carlos Lesmes, el presidente de la Audiencia Nacional, José Ramón Navarro o el presidente de la Sala de lo Penal de la Audiencia Fernando Grande-Marlaska, junto a fiscales, vocales del Consejo General del Poder Judicial y representantes de asociaciones de jueces, secretarios judiciales, notarios o procuradores.

Catalá ha agradecido la nutrida presencia que le ha acompañado en este acto y ha expresado su deseo de que sea indicio de una "pronta y estrecha colaboración" entre todos los profesionales del Derecho, algo, a su juicio, absolutamente imprescindible para afrontar los retos que la Administración de Justicia tiene ante sí. El diálogo con muchos sectores se había roto en la época de Gallardón, por lo cual los afectados han recibido con buenos ojos este cambio de actitud.

Alaba a Gallardón

El nuevo responsable de Justicia ha elogiado la ingente cantidad de reformas impulsadas por su antecesor y ha fijado sus prioridades. En primer lugar, ha citado la revisión del Código Penal, la "mejora" de la ley de justicia gratuita y de la ley de tasas judiciales, la Ley de Servicios Profesionales y la implantación de un sistema eficaz del Registro Civil, así como la dotación de plazas de jueces y fiscales para dar solución a los jóvenes que salen de la Escuela Judicial y no tienen puesto asignado.

Tras mostrar su compromiso por una justicia electrónica, Catalá ha enfatizado que solo desde el diálogo, el debate "productivo" y el esfuerzo por alcanzar acuerdos comunes, las reformas llegarán a buen puerto. "Os convoco a alcanzar un gran acuerdo que permita el desarrollo equilibrado de las reformas pendientes", ha remachado.

Catalá, que ha regresado a la que fue su "casa" entre 2002 y 2004 como 'número dos' de José María Michavila, ha fijado sus prioridades para este año de legislatura: la revisión del Código Penal y de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, la "mejora" de los sistemas de justicia gratuita, el "análisis y la mejora" en la aplicación de la ley de tasas, la "mejor versión" final de la Ley de Servicios Profesionales y la implantación de un sistema eficaz y ágil de Registro Civil.

Además, ha prometido aumentar las plazas de jueces y fiscales para dar solución a la situación de jóvenes que salen de la Escuela Judicial y no tienen destino. Aunque no ha citado la reforma de la Ley Orgánica del Poder Judicial que revoluciona el mapa judicial, sí ha mostrado su compromiso para trabajar a favor de una justicia electrónica.

Catalá ha agradecido al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, la compleja pero gratificante tarea que le ha encomendado para dirigir un "Ministerio de Estado", asociado a la mejora de la Administración de Justicia, algo que constituye un pilar del Estado. En este sentido, ha recordado que el Estado social y democrático de derecho tiene entre sus fundamentos el imperio de la Ley, cuyo amparo queda garantizada con la "inalienable libertad y la obligada igualdad de todos los ciudadanos".

La «mano derecha» de Pastor en Fomento

Ha elogiado el rigor de todos los miembros del Consejo de Ministros, que le sirven de guía y estímulo, mientras que ha agradecido a la ministra de Fomento, Ana Pastor, el "alto grado de exigencia y el espíritu constructivo" que ha trasladado a su equipo. "Gracias Ana por la oportunidad de pasar tres años apasionantes", ha remachado el que fuera hasta ahora secretario de Estado de Fomento. Catalá ha finalizado su discurso destacando la "pasión, la mesura y el sentido de responsabilidad" que le guiarán en su nuevo destino, las tres cualidades utilizadas por Max Weber para diferenciar al político del científico, y agradeciendo el apoyo de su familia, su "ancla y su referencia" para llevar a cabo esta tarea.