Escudo con el Águila de San Juan nimbada en el salón del trono del Alcázar de Segovia
Escudo con el Águila de San Juan nimbada en el salón del trono del Alcázar de Segovia - Wikipedia

El Águila de San Juan: el símbolo que Franco tomó prestado de los Reyes Católicos

El ave que adornó la bandera de España durante el Franquismo tiene su origen en el siglo XV. No en vano, San Juan está asociado a este animal desde la Edad Media

Actualizado:

El símbolo del Águila de San Juan tiene su origen en la representación del evangelista y apóstol de Jesucristo como este animal. A la hora de asignar animales a cada uno de los cuatro autores de los Evangelios (San Mateo, San Marcos, San Lucas, y San Juan) tradicionalmente el águila se asociaba a San Juan, ya que su Evangelio es el más abstracto y teológico de los cuatro. Isabel «la Católica» quiso mostrar su predilección por este evangelista incluyendo el símbolo en su heráldica personal. Y más tarde fue integrado en el escudo de los Reyes Católicos.

Antes de ser reina de Castilla, Isabel I había mostrado gran interés por el evagelio de San Juan y se hizo coronar el día de la festividad de este santo. Heráldicamente, se trataba de un águila real pasmada, de sable, nimbada de oro, con el pico y las garras de gules y un halo de oro.

El de San Juan fue desplazado por el Águila Imperial tradicional de los Habsburgo

No en vano, la llegada de Carlos I de España desplazó al Águila de San Juan por otra ave de características parecidas: el Águila imperial. Este era el tradicional blasón de los emperadores germanos pertenecientes a la rama austríaca de la Casa de Austria y de los zares de Rusia que derivan, a su vez, del escudo de los emperadores bizantinos.

Con el matrimonio de Felipe II y María de Inglaterra el blasón de la pareja recuperó el sus abuelos, ambos eran primos hermanos y descendientes de los Reyes Católicos. En concreto, el escudo incorporó a un lado el águila y al otro el león tradicional inglés. No obstante, con anterioridad, el Águila de San Juan ya había sido utilizada como soporte en las armas que pertenecieron a Catalina de Aragón, madre de María, como reina consorte de Inglaterra.

Adoptado por el bando Nacional

Para dotar de una simbología nueva al bando Nacional, Francisco Franco –bajo influencia de la Falange– adoptó un escudo con elementos sacados de la heráldica de los Reyes Católicos. El escudo entonces representativo del bando sublevado y de su ideología, popularizado como el «escudo del águila», sería impuesto al término del conflicto como escudo nacional de España hasta 1981, aunque ya en 1977 fue aprobada su sustitución.

Además del Águila de San Juan, el régimen Franquista adoptó otros elementos de los Reyes Católicos: el yugo, el haz de flechas y el nudo gordiano fueron elementos que conformaban la divisa personal de los Reyes Católicos. Una idea también inspirada por la Falange que usaba tradicionalmente una bandera con el yugo y el haz de flechas.