Una dependienta con cáncer mama puede trabajar, según el Tribunal Superior de Murcia

Según una sentencia de la Sala de lo Social, «no se ha acreditado que las dolencias le impidan el desempeño de las actividades laborales»

Actualizado:

La empleada de un comercio de lámparas está en condiciones de seguir trabajando aunque padezca un cáncer de mama, según la sentencia dictada por la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de la Región de Murcia (TSJRM), que ha confirmado otra dictada por un Juzgado.

La sentencia, a la que ha tenido acceso Efe, desestima así el recurso que esta mujer presentó contra dictada por el Juzgado de lo Social número Cuatro de Murcia en febrero de 2013.

Este órgano jurisdiccional consideró probado que la trabajadora presentaba en el momento de la solicitud de declaración de incapacidad permanente mastopatía fibroquística de elevado riesgo, con tratamiento quirúrgico realizado en enero de 2009, así como trastorno ansioso-depresivo, entre otras dolencias.

No obstante, consideró ajustada a derecho la decisión del Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) de no acceder a su petición, decisión que ahora se ve avalada por la Sala de lo Social.

Para este segundo tribunal, «no se ha acreditado, por el momento, que las dolencias le impidan el desempeño de las actividades laborales propias de su trabajo habitual, que no exige esfuerzos físicos, ni causan estrés suficiente para alcanzar el grado de incapacidad total permanente».