Acto de Bildu junto a independentistas catalanes en la noche electoral de 2012
Acto de Bildu junto a independentistas catalanes en la noche electoral de 2012 - efe

La extrema izquierda catalana imita al MLNV batasuno para el plan secesionista

El complejo tiene contactos con Sortu, cuenta con una «vanguardia», juventudes radicales, colectivo de apoyo a presos y frente de abogados

Actualizado:

La extrema izquierda independentista catalana ha consolidado una estructura inspirada en el Movimiento de Liberación Nacional Vasco (MLNV) -que en su día creó ETA-, para reforzar su ofensiva rupturista y de desobediencia civil con vistas a lograr la secesión. Un objetivo compartido hoy en día por CiU y ERC. La frustración que puede provocar Artur Mas por el fracaso de su huida hacia adelante alimentaría la estrategia de acumulación de fuerzas soberanistas que desde la izquierda más radical promueve la CUP.

El paralelismo es evidente, según los informes manejados por expertos que siguen de cerca las estrechas vinculaciones. En Cataluña han adoptado el nombre genérico de «Esquerra Independentista» (EI), copia exacta de la «Izquierda Abertzale» (IA). Y en ese conglomerado que se aglutina en torno al Movimiento de Liberación Nacional Catalán (MLNC) el papel de «vanguardia» lo ejecuta Endavant-OSAN (Organització Socialista d’Alliberament Nacional). Misión que hasta hace poco desempeñó ETA-Ekin y ahora lo hace Sortu en MLNV vasco.

Endavant

Surge del «proceso de Vinaroz» (abril de 2000), en cuya asamblea se sentaron las bases de una estrategia orientada a la conquista de la «unidad nacional». Para ello se fijaron como objetivos la formación de una militancia rigurosamente ideologizada y la consolidación de un entramado organizativo perfectamente estructurado. Desde entonces, Endavant-OSAN ha liderado el largo proceso de vertebración de lo que posteriormente se ha denominado «Esquerra Independentista». Así, diseña las estrategias para salvaguardar los principios que deben regir la actividad del conjunto de «Esquerra Independentista». Un papel similar al que durante décadas ETA delegó en los «comisarios políticos» de KAS y después Ekin para garantizar la ortodoxia ultranacionalista de la «Izquierda Abertzale». El liderazgo político de Endavant es incuestionable y su visto bueno fue definitivo para que la Candidatura d’Unitat Popular (CUP) se presentara a las elecciones autonómicas. De acuerdo con los informes que manejan los analistas, la sintonía entre Endavant y Bildu es completa. Y va a más.

La CUP

Precisamente, las conexiones entre ultrasecesionistas catalanes y vascos se hacen más visibles en el ámbito de trabajo que le corresponde a la Candidatura d’Unitat Popular dentro de «Esquerra Independentista». La CUP oficializa los contactos con sus homólogos del MLNV, esto es, Bildu y Amaiur de cara, entre otros objetivos, a utilizar las instituciones como plataformas independentistas. Y en este punto resulta clave el papel de David Fernández Ramos, cabeza de lista de la CUP al Parlamento catalán, y que durante años formó parte del equipo de Pepe Rei, redactor jefe de «Egin», aquel que apuntaba a las víctimas potenciales de ETA.

Alerta Solidària

La similitud adquiere su máxima expresión con el «movimiento antirrepresivo» denominado Alerta Solidària. Es el colectivo de «Esquerra Independentista» encargado de canalizar las campañas de apoyo a los detenidos. También adiestra a sus militantes acerca de cómo comportarse durante las movilizaciones y en caso de ser arrestados. A principios de esta década se registró un notable incremento de acciones violentas, mediante lanzamiento de artefactos incendiarios contra objetivos concretos «españoles». Era la «kale borroka» exportada a Cataluña.

Pero la eficacia policial a la hora de desmantelar estos grupos fue determinante para que la violencia cesara. Entre otros motivos, porque Alerta Solidària comprobó el «coste de la represión» y llegó a la conclusión de que los sabotajes no reportaban ningún beneficio para el movimiento independentista catalán y sí un importante desgaste. Tanto en términos económicos, al tener que hacer frente al pago de fianzas y gastos derivados de los juicios y posteriores condenas, como por la falta de apoyo social a esas conductas violentas incluso dentro de los secesionistas. Así que Alerta Solidària se vio obligada a paralizar la «kale borroka», porque ahora su estrategia está encaminada a la acumulación de fuerzas soberanistas, de cara a atraer a simpatizantes de ERC e incluso al sector más radical de CiU. Hasta en esto copia a la «izquierda abertzale».

Rescat

David Fernández, el hombre de «Egin» en Cataluña, no solo tiene un papel clave en la CUP, sino también es responsable del colectivo Rescat, la coordinadora de apoyo a presos de ETA que opera en Cataluña. Se da la circunstancia de que hay un significativo número de reclusos de la banda terrorista oriundos de esa Comunidad.

Arran

Las juventudes de «Esquerra Independentista» se aglutinan alrededor de Arran (Raíz), el equivalente a Ernai en versión Sortu. De hecho, mantienen estrechos vínculos, que se materializan en el intercambio de oradores en múltiples actos. Por ejemplo, dos de los principales portavoces de las juventudes abertzales fueron invitados a participar en un mitin celebrado en el Casal Independentista «La Cruïlla» de Barcelona, con motivo de la pasada Diada. Se les identificó como Izaskun Goienetxea Díez y Gotzon Elizburu Beristain, que también fueron recibidos por los tres diputados de la CUP en el Parlamento de Cataluña. Es frecuente que jóvenes de la «izquierda abertzale» que se trasladan a Cataluña para cursar estudios o por otros motivos acaben integrándose en las estructuras de Arran. Se han detectado muchos casos.

El SEPC

De todas formas, la representación de «Esquerra Independentista» en el ámbito universitario la ejerce el Sindicat d’Etudiants dels Països Catalans (SEPC). Su misión es clave, porque cualquier movimiento reivindicativo sabe que recabar apoyos en el entorno educativo es un objetivo prioritario. Se está implantando ahora también en la enseñanza secundaria. El SEPC comparte asimismo campañas de agitación con «Ikasle Abertzaleak», la trama homóloga de Sortu.

Coordinadora Obrera

Es la sectorial que lucha por los intereses de «Esquerra Independentista» en el ámbito laboral. Su implantación es reciente. Quizá por ello marca la excepción y de momento no hay constancia de que exista un marco de conexión permanente con LAB y otras centrales vinculadas a la «Izquierda Abertzale». Su objetivo ahora se dirige hacia la unidad de acción con otros sindicatos catalanes.