Los porteadores colapsan la frontera ceutí del Tarajal
Así estaba ayer la frontera del Tarajal - Efe

Los porteadores colapsan la frontera ceutí del Tarajal

El número de personas que cruzan el paso cargados con enormes fardos se triplica en los últimos meses

EFE
Actualizado:

La frontera del Tarajal en Ceuta volvía en la mañana de este miércoles a ser un hervidero de personas, sobre todo mujeres, con enormes fardos cargados a la espalda, una actividad que sostiene una parte del comercio de la ciudad, donde hoy se cuestionaban las condiciones del paso fronterizo para soportar el elevado tránsito, más de 30.000 entradas y salidas cada día.

La Delegación del Gobierno ha estimado que el número de porteadores que atraviesa el paso que separa Ceuta de Marruecos se ha triplicado en los últimos meses en torno a este comercio que se realiza en el Polígono Industrial del Tarajal, donde hay unos 300 establecimientos que se dedican a la venta de comida y ropa.

Este aspecto y el ansia de numerosos porteadores por pasar la aduana en el menor tiempo posible pudieron causar ayer el cierre durante horas de la frontera y los incidentes que dejaron 28 policías y una veintena de marroquíes heridos, según testimonio de policías, comerciantes y porteadores recogidos por Efe.

«Si por cada pase nos dan 5 euros, lo normal es que queramos entrar dos o tres veces por la frontera para ganar más dinero», ha afirmado Enffedal, uno de los porteadores dedicados a diario a comprar en Ceuta mercancía con la que vuelve a Marruecos.

A su lado escucha atenta Zhora, quien a pesar de no hablar castellano sólo se atreve a comentar que ayer pasó «miedo» y que ella suele entrar dos veces a Ceuta cada día para cargar compras a sus espaldas.

«Llevamos denunciando muchos años»

El panorama hoy en el Tarajal era el habitual de todos los días aunque la Policía Nacional ha extremado los controles, lo que se ha traducido en retenciones de vehículos para acceder a Ceuta.

Los comerciantes coinciden en que es necesario que se adopten medidas para acondicionar mejor la frontera. «Si antes pasaban 15.000 personas y ahora lo hacen 25.000 al día lo normal es que se dote de mejores medios y espacios esta aduana», se lamentaba a Efe un empresario del Polígono del Tarajal.

«Esto no es nuevo, lo llevamos denunciando hace muchos años. Luego, cuando ocurren incidentes como los de ayer, nos queremos sorprender pero es algo que se veía venir ya que los marroquíes quieren cruzar rápido la frontera para ganar más dinero», ha insistido el empresario.

Cierre de la frontera

Cada día, según la Delegación del Gobierno en Ceuta, se producen unos 35.000 pases por el puente del Biutz, un paso habilitado junto a la frontera, destinado únicamente al tránsito de mercancías, y que funciona desde el año 2005.

De hecho, para mejorar las condiciones, la Delegación del Gobierno en Ceuta ha culminado hace varias semanas un paso alternativo, «Tarajal II», para sustituir el puente del Biutz, y que permitirá separar a los hombres y a las mujeres y ordenar el paso de la mercancía. El «Tarajal II» está completamente terminado en el lado español y a la espera de que Marruecos acometa los trabajos finales en su zona.

La frontera no tiene «capacidad física» para absorber el alto volumen de tránsito, ha ratificado a Efe el secretario general del Sindicato Unificado de Policía (SUP), Jesús González Miaja, y ha pedido soluciones de «infraestructuras» en la zona.

El cierre de la frontera era lamentado también por transportistas, conductores de autobuses y taxis, que cada día enlazan la aduana con el centro de la ciudad. «Si en un viaje transportamos a cuarenta personas por trayecto ayer sólo fueron tres o cuatro», ha explicado a Efe un portavoz de la empresa de autobuses Hadú-Almadraba para escenificar las pérdidas económicas.