Rajoy lanza hoy al PP a dar la batalla a favor de la regeneración democrática
Esteban González Pons, María Dolores de Cospedal, Esperanza Aguirre e Ignacio González - abc

Rajoy lanza hoy al PP a dar la batalla a favor de la regeneración democrática

El presidente del Gobierno clausura en El Escorial la Escuela de Verano, en la que se han debatido propuestas para acercar la política a los ciudadanos

Actualizado:

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, lanzará hoy al Partido Popular a dar la batalla a favor de la regeneración democrática. Esta bandera la enarboló el presidente en la última reunión del Comité Ejecutivo Nacional, como el instrumento para acercar la política a los ciudadanos, y convocó a su partido a abrir el debate en la Escuela de Verano, que hoy clausurará en El Escorial.

Durante dos días, la plana mayor de esta formación política ha lanzado algunas propuestas que el PP quiere negociar con el PSOE y alcanzar un pacto en el próximo perido de sesiones. Los populares han advertido que si los socialistas siguen empeñados en rechazar sus propuestas, ellos seguirán adelante con sus iniciativas.

En la jornada inaugural, la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, esbozó las líneas generales sobre las que debe girar este plan para la mejora de la calidad democrática: transparencia, acercar la política a los ciudadanos y agilizar las instituciones. Asimismo, insistió en llevar a cabo una reforma de la Ley Electoral para que gobiernen en los ayuntamientos las listas más votadas, con el objetivo de evitar que pactos de partidos que no han ganado las elecciones desbanquen a los más votados. Cospedal aseguró que hay que impedir que «negociaciones en la oscuridad» de los despachos deriven en pactos de gobierno de formaciones minoritarias.

Corrupción

En la jornada de ayer, el vicesecretario de Organización del PP, Carlos Floriano, avanzó algunas propuestas más como discutir «y tomar una decisión sobre el momento en que un cargo público u orgánico del Partido Popular inmerso en un procedimiento judicial relacionado con delitos aparejados a la corrupción debe ser apartado del partido».

Igualmente, se preguntó si «no sería bueno que los cargos electos de nuestro partido firmasen el compromiso de que en su área de responsabilidad municipal, autonómico o nacional, analizaran y describieran los riesgos de corrupción que existen, cómo detectarlos, en qué procedimientos se dan y los mecanismos de control que deben instalarse? Yo creo que sí».

El dirigente popular también abrió el debate sobre la necesidad de limitar la «inmunidad parlamentaria a los delitos relacionados con el ejercicio del cargo«; reducir las campañas electorales de quince a diez días; rebajar un tercio el gasto y «reducir como en Castilla-La Mancha el número de diputados regionales».