Los españoles que quieran trabajar en Australia podrán hacerlo a partir de 2015
Imagen de archivo del expresidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, y la embajadora de Australia en España, Jane M. Hardy - EFE/Jose A. Ortega
Empleo

Los españoles que quieran trabajar en Australia podrán hacerlo a partir de 2015

Tras catorce años de negociaciones, el visado «Working Holiday» para jóvenes de España estará disponible a finales de este año o principios del que viene

Actualizado:

Catorce años de negociaciones han dado sus frutos. La embajadora de Australia en España, Jane Hardy, ha afirmado este jueves que el visado «Working Holiday» para jóvenes españoles -que permite permanecer en el país y trabajar legalmente durante un año- estará disponible a finales de este año o principios de 2015.

«Estamos encantados de haber llegado a un acuerdo sobre el nuevo permiso y esperamos que entre en vigor a partir del año que viene o finales de este», ha asegurado Hardy durante su intervención en un desayuno organizado por el Nueva Economía Fórum.

El «Working Holiday» es un visado concedido por países como Canadá, Nueva Zelanda y Australia que permite permanecer en el país y trabajar legalmente durante un período de un año.

Australia ultima este visado tras 14 años de negociaciones que permitirá a los españoles de entre 18 y 31 años trabajar y viajar por el país durante un año.

En un principio se expedirán 500 visados pero se prevé que la cantidad vaya aumentando.

«Las negociaciones se han alargado. El pensar que iban a venir muchos australianos a España puede haber sido lo que ha ralentizado las negociaciones», ha explicado la embajadora.

Hardy ha manifestado que la ventaja de este visado es la posibilidad de trabajar un 50 % del tiempo de la estancia en el país, lo que permite viajar el otro 50 %.

Ha explicado que hay 5.000 jóvenes trabajando en Australia porque en la actualidad ya existen varias fórmulas por las cuales los jóvenes españoles pueden ir a trabajar.

Hardy, cuyo país ejerce este año la presidencia del G-20, se ha referido en su intervención a los objetivos de Australia durante su mandato.

«Promover mayores resultados en crecimiento económico y empleo y hacer que la economía global sea más resistente para afrontar futuros impactos», ha subrayado.