españa

Detenido en Huelva un yihadista que pedía la «reconquista» de Al Andalus

A través de un foro, con más de 2.500 seguidores, lanzaba mensajes radicales para reclutar seguidores y recolectar fondos con fines terroristas

Actualizado:

Agentes de la Jefatura de Información de la Guardia Civil han detenido esta mañana en Huelva, acusado de un delito de terrorismo, a un presunto yihadista cuya identidad corresponde a las siglas K.J.C.L.. Aunque nacido en Marruecos, tiene la nacionalidad angoleña y residía habitualmente en Huelva. Esta operación no está relacionada con la llevada a cabo también esta mañana en Madrid por la Policía Nacional y que ha permitido desmantelar una red que captaba y enviaba yihadistas a Siria e Irak. .

K.J.C.L. era un destacado usuario del foro yihadista «Jamia Hafsa Urdu Forum» (JHUF), en continua proyección ascendente, en el que se ha observado un constante aumento en el número de hilos de discusión y mensajes publicados, y que cuenta además con un número de seguidores que supera ya los 2.500, según ha informado la Guardia Civil.

La actividad de este foro está centrada en la difusión de propaganda yihadista principalmente relacionada con los talibanes afganos, el TTP paquistaní, el IMU (Grupo terrorista afincado y reconocido en Uzbequistán) y otros grupos que operan en Afganistán y las áreas tribales paquistaníes. Por ello, el foro no está circunscrito al árabe como los habituales foros yihadistas, sino que también utiliza el inglés y el urdú, idiomas utilizados principalmente por los usuarios del foro.

Numerosos seguidores

De esta manera, a través de un alto número de participaciones durante el último año en el mencionado foro, K.J.C.L. -que empleaba un nickname que no correspondía con su identidad mediante el que ha pretendido mantenerse en la clandestinidad- ha publicado una serie de mensajes que han obtenido una gran repercusión mediática en los foros especializados de seguimiento de publicaciones relacionadas con terrorismo.

En estos mensajes, el detenido recurría de manera frecuente y obsesiva a la reivindicación de la reconquista de Al Andalus y enviaba mensajes para el reclutamiento de radicales y conseguir financiación.

Durante las investigaciones, la Guardia Civil ha observado como K.J.C.L. evitaba mostrar rasgos de radicalismo, disimulando sus creencias religiosas y aparentando estar integrado en la sociedad donde residía, llegando incluso a participar en actos organizados por la Iglesia cristiana.