La huelga contra Uber deja a Madrid y Barcelona sin taxis

Ambas ciudades han experimentado graves problemas de circulación por las protestas de los profesionales.

EFE
Actualizado:

Ni en el aeropuerto, ni en las estaciones de tren y autobús, ni en los intercambiadores, ni por la calle; en Madrid no hay esta mañana ni un solo taxi disponible y cientos de viajeros se desesperan tratando de llegar a su destino por otros medios.

Un recorrido por Madrid confirma lo que han dicho la Asociación Gremial y la Federación Profesional, las asociaciones convocantes de la huelga en el taxi de Madrid en protesta contra el intrusismo en el sector: que el seguimiento del paro de 24 horas que comenzó a las 6 de la madrugada es total.

Una situación que ha causado inconvenientes pero que paradójicamente también ha beneficiado al tráfico. Un portavoz del gabinete de información de trafico del Ayuntamiento de Madrid ha señalado que cuando no circulan los aproximadamente 12.500 taxis que pueden hacerlo cada día en la capital (los que no tienen descanso de los 15.500 que hay), la circulación mejora notablemente y la hora punta acaba antes.

Misión imposible

Parar un taxi en la calle es imposible y no se ve ninguno circulando por la Puerta del Sol o Cibeles ni ante los hoteles de lujo del centro. Las paradas de taxis del barrio de Salamanca también se encuentran totalmente vacías, igual que las de los aledaños de los hospitales de La Princesa, Quirón, Ruber y el Rosario, por lo que las personas que acudían a los mismos han tenido que optar por otro medio de transporte.

Tampoco hay ningún taxi en las paradas de las terminales del aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas. Como ocurre en la T2, en la T4, la terminal con más viajeros del aeropuerto madrileño, la dársena de taxis está completamente desierta.

Aunque varias pegatinas avisan de lo que ocurre -"Guerra contra UBER. Día 11 junio. Taxi paro 24 horas. La unión hace la fuerza"- alrededor de la señal azul de taxi se arremolina un grupo numeroso de viajeros que muestran confusión, llaman por teléfono y preguntan cómo pueden ir a sus destinos.

Desesperados

En una de las alternativas, el Metro, se aprecian largas colas para comprar el billete, igual que en la parada del autobús express 24 h del Ayuntamiento. En la dársena de taxis de la estación de trenes de Chamartín no hay tampoco ni un solo taxi y en el cartel de la parada tres folios, uno de ellos en inglés, informan de que hay huelga, como también hace la megafonía. Algunos visitantes extranjeros que desconocen la huelga preguntan cómo desplazarse ahora a su destino y varios usuarios se quejan de que no haya servicios mínimos, aunque dicen comprenden los motivos del paro. Una pareja que ha perdido el tren asegura que en atención al cliente les han cambiado el billete para el siguiente porque hay huelga de taxis.

Más noticias Uber acusa a los taxistas de «inmovilistas» y de cerrarse a la innovaciónLos taxis europeos suben la bandera contra UberLos taxis europeos suben la bandera contra UberEn la estación de autobuses de Méndez Álvaro solo hay un taxi con las luces apagadas rodeado por ocho hombres que informan de que hoy no se presta servicio porque hay una huelga de 24 horas, que el seguimiento es del 100% y que es mejor coger el Metro. De todas formas, alrededor de una decena de personas aguarda allí con sus maletas. Una mujer cuenta que irá un familiar a recogerla, otra se queja de que no haya servicios mínimos y otros dos dicen que seguramente acabarán yendo en Metro.

En la plaza de Castilla, las dos paradas de taxi, la de los Juzgados y la de las torres KIO están desiertas y en el hotel de al lado hoy dan a los clientes planos de metro y autobús para moverse por la ciudad. Ya viajarán mañana en taxi.

Piquetes en Barcelona

Mientras tanto, en Barcelona las acciones de algunos piquetes han alterado el servicio de taxi en lugares como el aeropuerto, la estación de Sants y, en general, en el centro de la capital catalana.

Según fuentes del Ayuntamiento de Barcelona y del Instituto Metropolitano del Taxi, algunos piquetes que llamaban a hacer huelga contra aplicaciones para el transporte entre particulares, como Uber, han actuado en el aeropuerto, en la zona portuaria y en diversos puntos del centro de la ciudad.

Por otra parte, un grupo de sesenta taxis han avanzado en marcha lenta desde el aeropuerto de Barcelona hasta la estación de Sants, lo que ha complicado el tráfico en la ciudad, donde esta mañana resultaba difícil encontrar un taxi por el centro.

A esta hora, hay dos manifestaciones en marcha en Barcelona, una convocada por las asociaciones que conforman la Mesa Técnica del Taxi, que ha partido de la plaza Catalunya y se dirige a la Plaza Sant Jaume, y una segunda convocada por un grupo minoritario denominado 'La Élite', que ha arrancado en la estación de Sants. Los convocantes de la primera manifestación no han llamado a hacer huelga hoy, algo que sí ha hecho este grupo minoritario.