El instituto de Castuera se prepara para el día más difícil de su historia
Familiares de las víctimas, tras el funeral de ayer - efe

El instituto de Castuera se prepara para el día más difícil de su historia

El equipo directivo y de orientación del centro se reunió para preparar la vuelta a las clases

Actualizado:

En el IES de Castuera, el timbre sonará a las 8.30 horas, como de costumbre, para empezar la semana más dura de la historia de este centro. Aquí estudiaban los cinco chicos del equipo de fútbol sala Ayuntamiento de Monterrubio muertos el pasado jueves. Este fin de semana el instituto no ha descansado. El equipo directivo y de orientación y los educadores sociales llevan reunidos desde que acabó el funeral por las víctimas, sobre la una de la tarde de ayer, para decidir cómo afrontar los próximos días.

Uno de los objetivos es evitar el primer impacto a la llegada de los estudiantes. Por eso Cruz Roja organizará el lunes actividades que ayuden tanto a profesores como a alumnos a enfrentarse a la situación. Otro es disimular las ausencias (dos de los jóvenes futbolistas compartían aula), por lo que el centro ha decidido hacer cambios en las clases.

«Para nosotros es algo completamente nuevo, e intentaremos resolverlo de la manera menos traumática para todos», explica a ABC el director, Francisco Morillo, que daba Física y Química a Javier Paredes, uno de los jóvenes fallecidos. «Eran unos chavales excelentes, muy integrados en el instituto», añade el director.

La delegación provincial de Educación y Ciencia, por su parte, enviará al centro a un equipo de psicólogos y al menos un médico y un enfermero del Servicio Extremeño de Salud (SES). Así lo comunicó el pasado viernes la delegada, Carmen Cajaraville, que estuvo en el IES de Castuera para mostrar su apoyo y ofrecer todos los recursos necesarios. «Confío en la entereza y la profesionalidad de los profesores del centro», expresó durante el claustro extraordinario convocado por el equipo directivo.

«El día a día de los alumnos nos dará las pistas de cómo ir actuando», dice Mari Carmen Bermejo, jefa de Estudios adjunta, quien subraya la necesidad de que el instituto reanude las clases en unos días y recupere la normalidad. Ella es, además, profesora de Tecnología de 4º de ESO, el curso de Bernardo Raya, del que Bermejo destaca su potencial académico.

Este lunes un minuto de silencio en el patio recordará a los cinco compañeros. La rutina podrá recuperarse, pero el recuerdo de los chicos desaparecidos quedará para siempre.