Fallece en Madrid Manuel Jiménez de Parga, expresidente del Constitutional
abc.es

Fallece en Madrid Manuel Jiménez de Parga, expresidente del Constitutional

El abogado y político también ocupó el cargo de ministro en el primer gobierno de la democracia

Actualizado:

El abogado político Manuel Jiménez de Parga ha fallecido esta noche en Madrid a los 85 años, según han confirmado a ABC.es fuentes familiares.

Nacido en Granada en el año 1929, Jiménez de Parga ocupó entre otros cargos el de ministro de Trabajo en el primer gobierno democrático de Adolfo Suárez, y el de presidente del Tribunal Constitucional en el año 2001, en sustitución de Pedro Cruz Villalón.

Es autor de una completa bibliografía política con obras como «Teoría y realidad constitucional contemporáneas», «Los regímenes políticos contemporáneos», «Las Monarquías europeas en el horizonte español», «¿Qué es la democracia?» o «¿Hay que reinventar la democracia en España?».

Jiménez de Parga se licenció en Derecho con premio extraordinario en la Universidad de Granada antes de trasladarse a Madrid en el año 1951, donde obtuvo el doctorado en Leyes.

En la Facultad de Derecho de la universidad madrileña trabajó en la cátedra de Derecho Político, aunque completó su formación en las universidades de Heidelberg, Friburgo, Múnich y París.

Ingresó por oposición en el Instituto de Estudios Jurídicos y Políticos, donde ejerció como profesor de Sociología Política. Entre 1957 y 1979 fue catedrático de Derecho Político en la Facultad de Derecho de la Universidad de Barcelona, donde también ocupó el decanato durante los últimos años.

En cuanto a su carrera política, se hizo cargo del ministerio de Trabajo entre los años 1977 y 1978, durante el primer Gobierno de la Unión de Centro Democrático presidido por Adolfo Suárez.

Abandonó la cartera ministerial para ocupar en 1978 y 1981 el cargo de embajador español ante la Organización Internacional del Trabajo (OIT), donde resultó elegido miembro del Consejo.

Se presentó de nuevo como candidato en las elecciones de 1982 formando parte de las listas del Centro Democrático y Social (CDS), formación que surgió en sustitución de la desaparecida UCD, y en 1986 fue nombrado consejero de Estado. Este fue su últinmo cargo de responsabilidad política hasta 1995.

Con posterioridad ocupó plaza de magistrado en el Tribunal Constitucional en 1995, institución de la que se convirtió en presidente el 12 de noviembre de 2001.