Desarticulado un grupo que explotaba sexualmente a mujeres en España y en Alemania

La investigación se inició después de que una víctima pudiera escapar de sus captores y denunciase los hechos en una comisaría de la Policía Nacional en Palma de Mallorca

JOSEP MARIA AGUILÓ
Actualizado:

El Cuerpo Nacional de Policía ha desarticulado, en colaboración con agentes de Alemania y de Bulgaria, a un grupo que explotaba sexualmente a mujeres búlgaras en nuestro país y también en la nación germana. Según informa la Dirección General de la Policía a través de un comunicado, las víctimas eran captadas en su lugar de origen y forzadas a prostituirse -mediante amenazas y agresiones- en la vía pública o en clubs de alterne.

Durante la época estival, las víctimas eran trasladadas hasta Mallorca, pues los proxenetas pensaban que podían maximizar sus beneficios económicos dada la gran afluencia de turistas a la isla durante el periodo veraniego. Durante el resto del año, estas mujeres eran explotadas también en Madrid y en diversas poblaciones alemanas.

La investigación se inició meses atrás en Mallorca, cuando una víctima consiguió escapar de sus captores y presentó una denuncia en una de las comisarías de la Policía Nacional en Palma. Los agentes que pasaron a encargarse del caso descubrieron que las víctimas compartían siempre el mismo perfil: mujeres jóvenes, con escasa formación e insuficientes recursos económicos.

Con el objetivo de localizar lo antes posible a los explotadores, se formularon varias órdenes europeas de detención y entrega. De este modo, y gracias a la colaboración de las autoridades policiales búlgaras y alemanas, los agentes españoles pudieron identificar a los miembros del grupo y a las víctimas a las que explotaban sexualmente. Hasta el momento, se ha podido liberar a una de las mujeres explotadas y detener a tres integrantes del grupo, dos en Alemania y uno en Bulgaria.

La operación, que continúa abierta, está siendo llevada a cabo por agentes de la Unidad Central contra las Redes de Inmigración y Falsedades Documentales (UCRIF) perteneciente a la Comisaría General de Extranjería y Fronteras, y por la Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras de la Jefatura Superior de Baleares, en colaboración con policías de los dos países citados.