Mas ignora la agenda social y solo atiende a los pactos identitarios
El presidente de la Generalitat, Artur Mas - abc

Mas ignora la agenda social y solo atiende a los pactos identitarios

De una decena de iniciativas para los ciudadanos, solo se ha aprobado el Pacto por la Infancia

Actualizado:

La acción de gobierno de Artur Mas ha antepuesto la política identitaria a la social. Así lo demuestra el grado de cumplimiento de la «agenda nacional» pactada con ERC en diciembre de 2012, que incluye ocho puntos de los cuales ya se han aprobado siete -falta la convocatoria oficial de la consulta-, mientras que únicamente se ha concretado un compromiso de los nueve que conforman la «agenda social»: el Pacto por la Infancia. CiU y ERC forman mayoría en el Parlamento catalán, pero han contado con el apoyo de ICV, CUP y, en algunos casos, del PSC.

El acuerdo de legislatura que Mas firmó con el líder republicano, Oriol Junqueras, contempla ocho objetivos separatistas: formular una Declaración de Soberanía en el primer Pleno de 2013 (aprobado en enero de ese año y que acaba de ser anulado por el Tribunal Constitucional); abrir un proceso de negociación y diálogo con el Estado para ejercer el derecho a decidir (el Parlamento catalán aprobó el 13 de marzo una resolución al respecto con los votos del PSC); crear un Consejo Catalán para la Transición Nacional (que ya funciona); pactar las condiciones de la consulta (la fecha y el contenido de la pregunta se acordaron entre CiU, ERC, ICV y CUP), solicitar al Estado la transferencia de las competencias para convocar la consulta (lo que hoy se vota en el Congreso) e impulsar la internacionalización del derecho a decidir (Mas ha potenciado su política exterior). Solo queda por aprobar una ley de consultas catalana, que actualmente se tramita en la Cámara catalana y que supone el siguiente paso en el proceso que debe culminar con una consulta sobre el Estado propio.

Hoja de ruta

Frente a esa agenda nacional a punto de concluir, se encuentra una hoja de ruta social con nueve objetivos, de los que solo se ha ejecutado el referente a un Pacto por la Infancia. Queda pendiente una ley de reforma de la renta mínima de inserción, el despliegue del Plan de apoyo a la familia 2012-2016, un Pacto Nacional contra la Pobreza, una nueva ley de promoción de la autonomía personal, ejercer plenamente las competencias en los procesos de adopción internacional o medidas para garantizar la integración de discapacitados en la escuela catalana y garantizar la estabilidad de las entidades del tercer sector (ONGs). De este plan social solo se ha cumplido la firma del pacto por la infancia.

El diputado del PP, Rafael López, denuncia que la consulta no está sujeta a la disponibilidad presupuestaria, mientras que las políticas sociales dependen, según el Gobierno catalán, de las aportaciones del Estado.