Cañete, Méndez de Vigo y Guindos, la «factura» que se cobrará España
El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy y la canciller alemana, Ángela Merkel - efe

Cañete, Méndez de Vigo y Guindos, la «factura» que se cobrará España

El Gobierno aspira a una vicepresidencia de la Comisión y al Eurogrupo

Actualizado:

Silencio absoluto sobre el resultado de la negociación y la «factura» que se va a cobrar Rajoy por su apoyo a Juncker, el hombre de Merkel. Nadie del círculo más próximo al jefe del Ejecutivo se atreve a vaticinar qué puestos de importancia ocupará España en las instituciones europeas. Y advierten además que solo el presidente lo sabe y que esta batalla se gana por etapas. «Ayer solo se ha cerrado la primera», insisten.

En los pasillos del Centro de Congresos de Dublín, donde se ha celebrado esta cita del PP europeo, las cábalas y los rumores sobre nombres daban para rellenar más de una quiniela. Pero las versiones coincidentes apuntaban una y otra vez a los mismos políticos populares, de los que solo uno, el secretario de Estado de Asuntos Europeos, Íñigo Méndez de Vigo, formaba parte de la delegación española.

El más nombrado, sin que ni Rajoy ni él mismo hayan confirmado nada, es Miguel Arias Cañete, ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente. «No hay ninguna duda de que será él», «no hay nadie con mejor experiencia europea», «será comisario ¿verdad?», repetían una y otra vez en la delegación española. Entre las cábalas, se citaba que a Arias Cañete se le puede haber reservado la vicepresidencia de la futura Comisión Europea y una Comisaría de peso económico, que bien podría ser la de Comercio Exterior, Industria o Economía y Competencia.

Todavía está por ver si será el cabeza de lista del Partido Popular a las elecciones europeas. Una decisión que tiene que tomarse en los próximos días, como muy tarde a principios de abril, cuando vence el plazo para presentar las listas. Para algunos dirigentes populares la incógnita podría desvelarse el lunes, día en que se celebra el Comité Ejecutivo Nacional. Arias Cañete, según ha podido saber ABC, no tiene previsto asistir a esta reunión porque tiene programados algunos actos en su agenda de ministro. Otros dirigentes consultados no creen que la decisión se adopte en esta reunión.

Portavoz europeo

El segundo puesto de importancia es la presidencia del Eurogrupo, la reunión de ministros de Economía de la zona euro, que podría ser ocupado por el ministro de Economía, Luis de Guindos. Juncker dijo ayer que era favorable a que este fuera un puesto de dedicación plena, lo que favorecería los planes de España.

Finalmente, el tercer nombre en liza es el del propio Íñigo Méndez de Vigo, que entre los delegados del PP europeo seguía sonando como portavoz del Grupo Popular Europeo en el Parlamento. Otras fuentes no descartan que fuera un candidato a presidir esta institución. En cualquier caso, y pese a la presión mediática que existe al respecto, ninguno de estos tres nombramientos es inmediato (vicepresidente de la Comisión, presidente del Eurogrupo y portavoz parlamentario). Solo el cabeza de lista y la composición de la candidatura es necesario conocerlo ya.