Don Felipe, en una imagen de archivo
Don Felipe, en una imagen de archivo - abc
política exterior

El Príncipe retoma el viaje a Brasil que se aplazó por la avería del avión oficial

Don Felipe hará escala el martes en Sao Paulo a su regreso de Chile, donde asistirá a la toma de posesión de Michelle Bachelet

Actualizado:

El Príncipe de Asturias retomará la próxima semana el viaje a Brasil que tuvo que aplazar el pasado 25 de noviembre cuando, minutos antes de despegar y con la delegación a bordo, se averió el avión oficial en el que tenía previsto viajar. En aquella ocasión, Don Felipe se pasó toda la noche en el interior del Airbus, estacionado en la base aérea de Torrejón de Ardoz, a la espera de que pudiera ser reparado, pero finalmente el viaje tuvo que ser suspendido.

Don Felipe aprovechará el desplazamiento que tiene que hacer esta semana a Chile, donde representará a España en la toma de posesión de la nueva presidenta, Michelle Bachelet, para hacer una escala, a su regreso, en Sao Paulo y recuperar los encuentros que tuvieron que ser anulados en su día por la repentina avería del Airbus.

El nuevo viaje del Príncipe empezará el lunes y finalizará el miércoles. En apenas tres días, Don Felipe hará cuatro escalas: Santiago de Chile, Valparaíso, Viña del Mar (las tres en Chile) y Sao Paulo (Brasil).

A Sao Paulo llegará el martes por la noche y el miércoles se reunirá con la Cámara de Comercio antes de presidir un almuerzo de la Fundación España-Brasil, en la que estarán presentes los representantes de las principales empresas brasileñas y españolas. Entre estas últimas, Telefónica, Banco Santander, Gas Natural, Acciona, Prosegur, Indra, Isolux, Acciona, Iberia e Iberdrola.

Después de reunirse con el gobernador de Sao Paulo, Geraldo Alckmin, Don Felipe mantendrá en el Centro Judaico Hebraica el encuentro con los representantes de la comunidad hebrea que tuvo que aplazar en la ocasión anterior.

La toma de posesión de Bachelet será la número 67 a la que acude Don Felipe desde 1996, cuando se le encomendó que representara a España en los relevos de los mandatarios iberoamericanos. La última toma de posesión a la que asistió el Príncipe fue la del presidente de Honduras, Juan Orlando. El Heredero de la Corona sufrió otra avería en el mismo avión oficial, que tiene 31 años de antigüedad, cuando se trasladó a Tegucigalpa para asistir a esta ceremonia, lo que retrasó nueve horas su llegada a la capital hondureña.

El viaje a Chile y a Brasil será el segundo de los, al menos, seis viajes a América que el Príncipe tiene previsto realizar este año con motivo de los relevos presidenciales. Y es que en 2014 Iberoamérica está viviendo una situación sin precedentes porque se van a celebrar elecciones en siete países. Además de El Salvador y Costa Rica, que se han celebrado recientemente, habrá comicios en Bolivia, Brasil, Colombia, Panamá y Uruguay. A estos comicios se suman los dos que se celebraron a finales de 2013 en Honduras y Chile. Mientras que Orlando tomó posesión en enero, Bachelet lo hará la próxima semana.

Don Felipe no acudirá a todas las tomas de posesión porque cuando se trata de reelecciones -no de relevos-, como podría ser el caso de Evo Morales en Bolivia o de Dilma Rousseff en Brasil, los presidentes no invitan a los jefes de Estado extranjeros.