El mediador internacionalBrian Currin. Archivo
El mediador internacionalBrian Currin. Archivo - efe

Varios miembros del grupo de Currin, citados a declarar por la Policía francesa

Este colectivo se constituyó para facilitar el proceso del fin de la violencia en el País Vasco

efe
Actualizado:

La Policía francesa ha llamado a declarar a varios miembros del llamado Grupo Internacional de Contacto (GIC), que lidera el abogado surafricano Brian Currin, a iniciativa de un tribunal de París, ha informado hoy viernes el colectivo Lokarri.

Los integrantes de este grupo, constituido para facilitar el proceso del fin de la violencia en el País Vasco, están citados a las 17.00 horas en la comisaría de la localidad vascofrancesa de Bayona, donde deberán responder a un cuestionario remitido por un tribunal de París que investiga cuestiones relacionadas con el terrorismo.

En concreto, se encuentran desde ayer en el País Vasco cuatro componentes de esta comisión: el abogado surafricano Brian Currin, el profesor suizo Pierre Hazan, el exsecretario general de Interpol Raymond Kendall, y la doctora en Criminología por la Universidad de Yale Silvia Casale.

Lokarri ha indicado que los miembros del Grupo Internacional de Contacto «desconocen la cuestión concreta sobre la que van a ser preguntados» pero «han mostrado su total disposición a acudir». Currin y los otros tres miembros del GIC se encuentran en el País Vasco para participar mañana en una reunión del Foro por la Paz de Baiona, que organiza Lokarri y el colectivo vascofrancés Bake Bidea.

El llamado Grupo Internacional de Contacto nació en noviembre de 2010 con el objetivo de «agilizar, facilitar y posibilitar el logro de la normalización política en el País Vasco», para lo que reunió a una serie de expertos internacionales en conflictos y procesos de pacificación.

Además de Currin integran el grupo la baronesa norirlandesa Nuala O'Loan; el que fuera secretario general de Interpol entre 1985 y 2000, Raymond Kendall; el profesor suizo experto en derechos humanos Pierre Hazan; la criminóloga inglesa experta en la prevención de la tortura Sylvia Casale; y el israelí Alberto Spektorowski, quien fue asesor del ministro de Asuntos Exteriores de Israel Shlomo Ben-Ami durante las negociaciones de paz con los palestinos de 2000