Mas pide a los catalanes que «se lo crean de verdad»
El presidente de la Generalitat, Artur Mas - efe

Mas pide a los catalanes que «se lo crean de verdad»

Considera que «si la gente se lo cree de verdad y se moviliza», «Cataluña es un país que puede salir adelante»

Actualizado:

Todo impulso hacia la independencia de Cataluña es válido, incluso si para ello los ciudadanos tienen que creerse las verdades oficiales de la Generalitat de Cataluña. Algo así debía estar pensando ayer Artur Mas cuando dijo que «si la gente se lo cree de verdad y se moviliza» y si «las instituciones están a la altura» del momento, «Cataluña es un país que puede salir adelante». Sobre todo si permanece la «movilización» de los catalanes y la «voluntad de permanencia en su objetivo», porque prevé que «si la gente se lo cree de verdad y se moviliza» y si «las instituciones están a la altura» del momento, «Cataluña es un país que puede salir adelante».

El presidente de la Generalitat pronunció estas palabras en la presentación de seis volúmenes de la historia de Cataluña y un atlas, ilustrados por la dibujante Pilarin Bayés, donde ha asegurado que el «hilo rojo» que ha caracterizado la historia catalana ha sido «poder gobernarse a sí misma y limitar el poder absoluto».

«Aunque hayan mayorías muy grandes en las Cortes españolas -ha dicho-, si la gente se lo cree de verdad y se moviliza, tiene voluntad de permanencia en su objetivo y las instituciones están a la altura, Cataluña es un país que puede salir adelante». En este sentido, recordó que la Generalitat se creó en el siglo XIV «con el propósito de recaudar impuestos y negociar con el rey que, en lugar de tener el poder absoluto, tenía que dar más privilegios» a los catalanes.

«Hacienda propia»

«La hacienda propia va en el sentido de podernos gobernar tanto como podamos y con toda la profundidad que podamos», ha afirmado el presidente, que ha recordado «a aquellos que quieran confundir la historia o que no la quieran ver» que, en una primera instancia, la Generalitat recaudaba impuestos.

«Algunas veces hemos oído decir que este país no tiene historia. Que todo esto de que Cataluña es un país, una nación y un pueblo nos lo hemos inventado. Quien ha llegado a decir esto quiere negar la historia, que a algunos les incomoda», aseveró antes de explicar que la historia de Cataluña ha estado marcada por la lucha contra aquellos que querían eliminar la «identidad, la idiosincrasia y la identidad de Cataluña», pero también por «el anhelo y la aspiración de llegar a la plenitud y a la libertad».

Por este motivo, el presidente instó a los catalanes a aspirar a «decidir el futuro» a través de sus voces: «Dicen que la historia la escriben los vencedores, sobretodo los que han vencido militarmente. Quizás sea verdad, pero la historia la hacen las personas y los pueblos».