Cerca de 150 inmigrantes protagonizan un nuevo intento de entrada a Melilla
Decenas de inmigrantes subsaharianos han conseguido hoy acceder a Melilla tras saltar la valla, por segundo día consecutivo, en un asalto que se ha producido, como ayer, a plena luz del día. En la imagen - efe

Cerca de 150 inmigrantes protagonizan un nuevo intento de entrada a Melilla

Los distintos intentos, tras el asalto masivo sucedido en la madrugada del pasado lunes forman parte de la presión migratoria continua que viene sufriendo Melilla desde hace años

Actualizado:

Un grupo de unos 150 inmigrantes de origen subsahariano ha protagonizado este mediodía un nuevo intento de entrada a Melilla a través de la valla fronteriza, un objetivo que ninguno ha conseguido debido al amplio despliegue policial tanto en el lado español como en el marroquí.

Según informa la Delegación del Gobierno, este intento de entrada se suma a los avistamientos que se han producido a lo largo de toda la pasada noche por distintas zonas del vallado perimetral.

El último intento de entrada se ha producido en torno a las 14:30 horas en la zona próxima a Río Nano. La Guardia Civil, en colaboración con las autoridades marroquíes, han conseguido evitar la entrada a suelo español de los inmigrantes.

«El amplio dispositivo anti-intrusión desplegado por la Guardia Civil y la decisiva actuación de las fuerzas de seguridad marroquíes, impidieron que el grueso de inmigrantes lograra acercarse a la valla, de modo que todo quedó en una aproximación frustrada a la linde fronteriza», afirma la Delegación.

Horas antes, sobre las 7:20 horas, por la misma zona, otro grupo de unos 70 inmigrantes sí consiguió aproximarse a la valla de Melilla, pero no llegó a protagonizar tampoco un intento de salto, gracias nuevamente al amplio despliegue preventivo realizado por la Guardia Civil y a la cooperación de Marruecos.

Este gru po formaba parte de otro más amplio, de unos 150, que sobre las 23:40 horas de anoche fue detectado cuando se dirigía hacia la frontera de Melilla por la zona próxima al paso de Farhana.

Este numeroso grupo quedó «muy lejos» de la valla, gracias a que el protocolo de cooperación con Marruecos permitió alertar a las fuerzas marroquíes que dispersaron la columna de inmigrantes y abortaron su aproximación a Melilla.

Los distintos intentos, tras el asalto masivo sucedido en la madrugada del pasado lunes -día en que 150 inmigrantes de origen subsahariano lograron acceder a la ciudad-, forman parte de la presión migratoria continua que viene sufriendo Melilla desde hace años y con «especial virulencia» sobre la valla desde mediados de 2012, según la misma fuente.

El salto masivo del pasado lunes es el tercero que se consuma en lo que va de año, en un contexto de aproximaciones e intentos frustrados que de forma recurrente se producen con gran asiduidad, motivo por el que el delegado del Gobierno, Abdelmalik El Barkani, resalta la gran labor que realiza la Guardia Civil.