Soraya Saénz de Santamaría y Alfonso Alonso, en una imagen de archivo
Soraya Saénz de Santamaría y Alfonso Alonso, en una imagen de archivo - jaime garcía

PP y PSOE recuperan el recurso previo de inconstitucionalidad para los estatutos

Eliminado en 1984, permitía paralizar la entrada en vigor de las reformas estatutarias hasta la existencia de un dictámen del TC. Con esa figura, recuerdan, en Cataluña no habría pasado «lo que pasó»

l.l.c.
Actualizado:

El PP y el PSOE registraron el pasado viernes por separado seandas proposiciones de ley con el objetivo de recuperar el recurso previo de insconstitucionalidad que permitiría suspender de forma automática la entrada en vigor de cualquier reforma de un estatuto autonómico desde el momento en que fuera objeto de un recurso ante el Tribunal Constitucional. En ese caso, la promulgación tendrá que esperar siempre a la resolución del recurso.

Según ha explicado este mediodía el portavoz popular en los pasillos de la Cámara Baja, donde hoy se reúne la Diputación Permanente, el PP siempre ha pensado en restablecer este mecanismo, lo que ya planteó la pasada legislatura, cuando no tenía mayoría, ya ahora que sí la tienen su intención es «impulsarlo y lo vamos a impulsar».

Según Alfonso Alonso, la necesidad del recurso de inconstitucionalidad previo para la reforma de los Estatutos se justifica por «lo que ha ocurrido, de lo que se puede sacar alguna lección», en el sentido de que si esa herramienta «existiera y no se hubiera retirado antes, no habría pasado lo que pasó con el Estatuto de Autonomía de Cataluña», texto que entró en aplicación y posteriormente fue tumbado en parte por el TC.

Ayer, el líder del PSC, Pere Navarro, ya dijo que los socialistas en el Congreso habían registrado esta iniciativa y expuso que la decisión forma parte del documento de nueve puntos que acordaron las cúpulas de socialistas catalanes y españoles tras la reunión en Barcelona a inicios de enero con el líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, que así lo anunció abiertamente en ese momento.

Este mediodía, la portavoz en la Cámara Baja, Soraya Rodríguez, ha incidido en que el PSOE había hecho pública su intención de dar ese paso adelante, y que no ha habido conversación alguna con el PP para hacer un texto conjunto ni para coincidir el mismo viernes en el efectivo registro de las iniciativas por separado. No obstante, Rodríguez ha mostrado su satisfacción por que así haya sido, en la medida en que, ha dicho, eso garantiza que «la proposición de ley se va a convertir en ley»

La iniciativa que han presentado el PP y el PSOE quiere volver a 1984, cuando la mayoría del PSOE en el Congreso derogó esta figura que funcionaba desde 1979 para permitir la suspensión de estatutos en tanto no se emitiera un dictamen al respecto. Aquel mecanismo también afectaba a las leyes orgánicas, ámbito en el que ahora no entran las proposiciones de los populares ni de los socialistas.