Detenido el disidente cubano José Daniel Ferrer, tras entrevistarse con el embajador de España

La Unión Patriótica Cubana denuncia la desaparición del dirigente anticastrista y su esposa

Actualizado:

El disidente José Daniel Ferrer, dirigente de la Unión Patriótica Cubana (Unpacu), fue detenido el viernes en La Habana tras entrevistarse con los embajadores de España y de Holanda, según denunció este sábado la organización opositora al régimen castrista.

Al parecer, Ferrer, que reside habitualmente en Santiago de Cuba, se había traslado a La Habana para participar en la reunión que la disidencia cubana ha organizado para el próximo martes, coincidiendo con el comienzo en la capital de la II Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), cuya presidencia ostenta actualmente Cuba.

Según Unpacu, el viernes, uno de sus militantes condujo en un coche a Ferrer y a su esposa, Yusmila Reyna, primero a la Embajada de holanda, y después a la de España, donde se entrevistó con el embajador español, Juan Francisco Montalbán. Después, se dirigieran la Embajada de Suecia y allí, Ferrer indicó al conductor, que podía marcharse, ya que tras salir de la representación diplomática pensaban ir andando a la casa del presidente de la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional, Elizardo Sánchez, que se encontraba a sólo tres manzanas. Allí eran esperados a las tres de la tarde, pero no llegaron.

Miembros de Unpacu trataron de ponerse en contacto con Ferrer, pero su teléfono móvil no se encontraba operativo, por lo que a las nueve de la noche le dieron por desaparecido, junto a su esposa. Al mismo tiempo se pusieron en contacto con la Embajada de España, desde donde se preguntó alas autoridades cubanas, que dijeron desconocer el paradero de los disidentes

Las autoridades cubanas habían advertido de que no permitirían la reunión de los opositores, auspiciada por el Centro para la Apertura y el Desarrollo de América Latina (Cadal), organismo registrado en la Organización de Estados Americanos (OEA). Por ese motivo, desde Unpacu, piensan que Ferrer y su esposa podrían haber sido conducidos a Santiago de Cuba, para impedirles asistir al encuentro, lo que califican de “acto de represión arbitrario e injustificado de las autoridades cubanas para reprimir la libre asociación".

José Daniel Ferrer es la cabeza visible del movimiento disidente en el interior de la Isla desde la muerte de Oswaldo Payá, en julio de 2012.