Rajoy admite que la nueva ley del aborto «es susceptible de mejoras»
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy - jaime garcia
Congreso de los diputados

Rajoy admite que la nueva ley del aborto «es susceptible de mejoras»

El presidente del Gobierno tiende la mano al diálogo y garantiza en el Congreso que el texto «se someterá a debate» en busca del «entendimiento» que el PSOE hizo saltar por los aires en 2010. Advierte que su voluntad es elaborar una norma «respetuosa con los derechos de todos»

ANA I. SÁNCHEZ
Actualizado:

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha recalcado que su voluntad es aprobar una nueva ley del aborto que «sirva a la mayoría de la sociedad» y sea «respetuoso con los derechos de todos» y para ello no ha dudado en tender la mano al diálogo a la oposición «y con todas las personas que tengan una opinión en este asunto» ya que, ha asegurado, el anteproyecto «se va asometer a debate» y es «susceptibe de mejoras y nuevas aportaciones».

En la sesión de control al Gobierno en el Congreso, ha admitido que «hay algunos puntos (del texto) que sin duda alguna son controvertidos» y ha apostado por alcanzar un «entendimiento» en torno al texto que permita recuperar el consenso existente en la sociedad española sobre el aborto hasta la ley Aído, aprobada por los socialistas en el año 2010. «No se trata de hacer una legislación acorde con los principios personales o individuales de ninguna persona, de ningún sector ni de ninguna opción personal, sino que sea acorde con la doctrina del Tribunal Constitucional, respetuosa con los derechos de todos». El jefe del Ejecutivo también ha admitido que el camino no es fácil ya que «hay distintas visiones en la sociedad» y «es un tema enormemente sensible». No obstante, ha garantizado que con esa «sensibilidad y delicadeza debe tratarse».

Rajoy contestaba así a la portavoz del BCG, Olaia Fernádnez, que ha pedido la retirada del anteproyecto tras acusar al Gobierno de «hipocresía, perversidad y doble moral» advirtiendo de que la nueva ley, si se aprueba en los términos del proyecto, supondrá un involucionismo que devolverá los abortos clandestinos como la única salida para las mujeres sin recursos que quieran abortar.