Se estanca la llegada de inmigrantes por mar, aunque hay un repunte en Ceuta y Melilla
Un grupo de inmigrantes poco después de llegar a Melilla - efe

Se estanca la llegada de inmigrantes por mar, aunque hay un repunte en Ceuta y Melilla

En las dos ciudades autónomas han aumentado las entradas irregulares en un 64 por ciento. También crecen en Canarias

Actualizado:

La llegada por mar de inmigrantes irregulares se ha estancado este año, según datos a los que ha tenido acceso Efe, que reflejan, no obstante, una mayor presión migratoria en los puestos fronterizos de Ceuta y Melilla, donde ha habido un importante repunte. En lo que va de año, los agentes de la Guardia Civil han interceptado a poco más de 4.370 inmigrantes que pretendían entrar irregularmente en España por Murcia, Granada, Málaga, Algeciras, Cádiz, Huelva, Almería, Ceuta, Melilla, Tenerife, Las Palmas, Alicante y Baleares.

Una cifra que es prácticamente similar al número de inmigrantes irregulares interceptados por la Guardia Civil en esos mismos puestos durante todo 2012, cuando alcanzaron los 4.381, de los que 590 fueron marroquíes (en 2013 han sido 496), 1.115 argelinos (629 en lo que va de año), 2.660 subsaharianos (3.228 este año) y 16 del resto de países.

Aunque las cifras globales son muy similares a las de 2012, sí se ha registrado un repunte en la entrada por el Estrecho (Algeciras) y por los perímetros fronterizos de Ceuta y Melilla, tal y como explica el teniente coronel Eduardo Lobo, del Centro Nacional de Coordinación para la Vigilancia Marítima de Costas y Fronteras, instalado en la sede de la Dirección General de la Guardia Civil. De hecho, mientras que en todo el año pasado se interceptaron en Algeciras 1.062 inmigrantes, hasta el 23 de diciembre de este ejercicio la cifra era de 1.137 (un alza del 7 por ciento).

Mientras, la Guardia Civil localizó en 2012 en las entradas por mar y tierra de Ceuta y Melilla a 1.014 inmigrantes que querían pasar a la península, frente a los 1.667 de este año, lo que supone un incremento del 64 por ciento. También en Canarias ha aumentado el número y ha pasado de 176 a 197.

Como subraya el teniente coronel, frente a este incremento la llegada de inmigrantes al sureste del país (a Almería fundamentalmente) ha experimentado un notable descenso, gracias sobre todo a la colaboración de Argelia y de Marruecos. Si el año pasado la Guardia Civil interceptó en esa provincia a 906 inmigrantes, este año han sido 667, un 26 por ciento menos. Respecto a Granada, el descenso ha sido de 774 a 503 (-35 %).

Básicamente, dice Eduardo Lobo, los «modus operandi» de entrada no han variado este año y los inmigrantes siguen optando por embarcaciones pequeñas, tipo «Toy» o de juguete, con el consiguiente peligro para sus vidas. Para evitarlo, la Guardia Civil se ha sumado desde el pasado día 2 al proyecto comunitario de Eurosur y ha centralizado en el citado centro de coordinación el control de las costas para la detección de embarcaciones irregulares, tanto de inmigrantes como las dedicadas al transporte de drogas.