El Gobierno concede el 7% de las solicitudes de indulto que se solicitan
Alberto Ruiz-Gallardón, ministro de Justicia - reuters

El Gobierno concede el 7% de las solicitudes de indulto que se solicitan

El Ejecutivo no prevé cambiar la normativa. La cifra de indultos concedidos es muy similar a la registrada en los últimos años

servimedia
Actualizado:

El Gobierno no tiene intención de cambiar la Ley del Indulto, puesto que sólo se conceden entre el 6 y 7 por ciento de las solicitudes que se presentan.

El Ejecutivo se refiere a esta cuestión en una respuesta que ha remitido al Congreso y a la que ha tenido acceso Servimedia, después de que la diputada Rosa Díez se hubiera interesado sobre la concesión de un «segundo indulto» a cuatro mossos d’esquadra.

La líder de UPyD planteaba así la cuestión de que el Consejo de Ministros aprobara en noviembre del pasado año un nuevo indulto a cuatro agentes de la Policía catalana que fueron condenados por maltrato, tortura y detención ilegal.

En el segundo indulto, el Gobierno les conmutó la pena privativa de libertad, que tenían pendiente de cumplir, por otra de dos años de multa. Además, la respuesta a Rosa Díez se conoce en pleno debate sobre los indultos pedidos por algunas personas públicas, como el expresidente balear Jaume Matas, que al mismo tiempo han reclamado no ir a prisión mientras se tramita la medida de gracia que han solicitado.

Sobre la medida de gracia en general, en la respuesta enviada a la líder de UPyD se afirma que «el Gobierno no ha cambiado la forma general de tratamiento de las peticiones de indulto respecto de las últimas legislaturas, ni ha cambiado los criterios generales en que se basa la concesión y la denegación del indulto».

El Gabinete de Mariano Rajoy afirma que «concede aproximadamente un 6-7% de los indultos que se solicitan, cifra muy similar a la registrada en los últimos años». Se añade que «el Gobierno no se plantea la reforma de la Ley de Indulto, que viene, desde hace más de un siglo, atribuyendo competencias al poder ejecutivo sobre la limitación del rigor de determinadas condenas».