Rajoy subraya que los cambios en la ley del aborto dependerán del Parlamento
Mariano Rajoy, durante la rueda de prensa - afp

Rajoy subraya que los cambios en la ley del aborto dependerán del Parlamento

Según el presidente del Gobierno, «está en la linea» de la regulación que se aprobó en 1985

Actualizado:

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha evitado agitar cualquier polémica en torno a la nueva ley del aborto y cuando se le ha preguntado si aceptará cambios en la tramitación de la norma en el Congreso no lo ha descartado, y ha subrayado que eso será ya tarea del Parlamento y los grupos parlamentarios. Es decir, en sus manos está ahora dejar la ley como salga del Consejo de Ministros, o bien buscar consensos con la oposición, que ha criticado duramente el borrador conocido. [ Así hemos contado al minuto la rueda de prensa de Rajoy]

Rajoy sí ha insistido en que con la nueva ley, que estaba dentro del programa electoral del Partido Popular, se busca hacer una regulación equilibrada del aborto en España, protegiendo al no nacido y también a la mujer. En la línea, ha recordado, de la ley de supuestos que se aprobó en 1985 con Felipe González como presidente y que estuvo vigente hasta 2009, cuando el Gobierno de Zapatero decidió, sin previo aviso y sin pactarlo con nadie, aprobar una nueva normal que establecía el aborto libre en España con una ley de plazos.

El presidente del Gobierno ha señalado que la ley de 1985 no fue modificada por el PP cuando llegó al poder en 1996, con José María Aznar, por lo que se ha querido ahora es volver a una norma más «equilibrada».

Respecto a la injerencia que ha mostrado el Gobierno de Francia y el Partido Socialista francés en contra de la reforma de la ley en España, Rajoy ha preferido quedarse con la rectificación que hizo la portavoz del Ejecutivo galo, quien tras criticar con dureza los planes de Gallardón tuvo que subrayar que se trataba de una cuestión interna de nuestro país.

Además, respecto a las voces críticas internas que se han escuchado estos últimos días dentro de su partido por la reforma de la ley, ha admitido que hay diferencias, pero les ha quitado importancia porque son cosas que también ocurren «en otros partidos».