Aznar, ante el desafío catalán: «Está en juego la continuidad de la nación»
José María Aznar - RUIZ DE ALMODOVAR

Aznar, ante el desafío catalán: «Está en juego la continuidad de la nación»

El expresidente del Gobierno reafirma su apoyo al Gobierno para hacer frente a las reivindicaciones secesionistas

Actualizado:

El expresidente del Gobierno José María Aznar ha alertado de los riesgos de la deriva soberanista alentada por la Generalitat de Cataluña, pues pone en riesgo la «continuidad histórica y democrática» de la nación española.

«Debemos estar detrás de las instituciones porque no está en juego un proyecto político partidista sino la integridad de la Nación y su continuidad histórica y democrática», ha dicho el presidente de honor del PP en la clausura de un seminario por el fin de ETA celebrado en Granada.

A juicio del presidente de la Fundación FAES, la Constitución se enfrenta en estos momentos a una «estrategia de destrucción frontal e ilegal que aspira a destruir una historia vivida en común». Para ello, ha afirmado su apoyo «con claridad» para que el Gobierno responda «con eficacia y de manera proporcionada a la gravedad del desafío». Para que haga frente a una voluntad «disgregadora, antidemocrática e inconstitucional».

El expresidente ha subrayado que «España no se va a romper». «Pero la sociedad catalana ya acusa fisuras muy preocupantes». Según Aznar, aún «es posible renovar consensos, trabajar desde muchas posiciones en objetivos comunes. «Por delante tenemos un tiempo de ambiciones compartidas», ha añadido. Y, para ello, el «liderazgo democrático debe ofrecer impulso, integrar y articular voluntades, revertir la espiral del silencio, apoyar la expresión plural de la sociedad catalana».

Estas declaraciones llegan días después de que el presidente de la Generalitat, Artur Mas, desafiara al Estado español con el anuncio del referéndum que pretende llevar a cabo el próximo 9 de noviembre. Mas pretende, de la mano de ERC, ICV-EUiA y la CUP, consultar a los catalanes si quieren ser un Estado independiente. Una consulta ilegal, tal y como señaló la semana pasada el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. En una declaración institucional, Rajoy juzgó las pretensiones de Mas como algo «radicalmente contrario a la Constitución y a la Ley» y garantizó que el Gobierno no va a ceder.

Aznar también se ha referido en el VIII Seminario Luis Portero de Derechos Humanos «Por un final de ETA sin impunidad: la sentencia de Estrasburgo y sus efectos» a la anulación de la doctrina Parot. A este respecto, el expresidente ha lamentado «profundamente» que haya tumbado una «doctrina consolidada y legítima sobre el cumplimiento de las condenas». «Tratándose de los derechos humanos, toda democracia es y tiene que ser una democracia militante. Y eso también lo dice Estrasburgo», ha señalado.